jueves, 15 de octubre de 2015

Pedí apoyo la noche de Iguala, contradice Aguirre a Ejército

Ciudad de México.- Una versión encontrada al del 27 Batallón de Infantería en Iguala revelada por el ex gobernador de Guerrero, Ángel Heladio Aguirre Rivero, asegura que sí requirieron ayuda al comandante de la región militar, Juan Antonio Aranda Flores, sobre los sucesos ocurridos la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014, que derivó la desaparición de 43 normalistas, sin que ésta fuera otorgada.
De acuerdo a las declaraciones del ex mandatario estatal, durante la reunión de este miércoles con los diputados integrantes de la Comisión Especial que da seguimiento a las investigaciones del caso Iguala, éste se encontraba en el municipio de Acapulco, cuando alrededor de las 22:30 horas fue informado sobre sucesos con detonaciones de armas de fuego.
Paradójico a la versión del personal del Ejército, quienes sostienen que no recibieron ninguna petición de las autoridades para intervenir, la diputada de Morena Araceli Damián González informó de la reunión a puerta cerrada, que tanto Ángel Aguirre y el entonces fiscal guerrerense, Iñaki Blanco, contradicen la versión de Juan Antonio Aranda, sobre desconocer que a metros de sus cuarteles, policías dispararon contra estudiantes normalistas aquella noche en Iguala.
“Iñaki Blanco mencionó que directamente le pidió al Ejército el apoyo para que le ayudara con el resguardo de los detenidos, y tampoco hubo apoyo en las labores solicitadas”, informó la legisladora integrante de la comisión en entrevista telefónica desde el Palacio Legislativo de San Lázaro.
Alrededor de cuatro horas, Ángel Aguirre fue fuertemente cuestionado respecto a la participación del gobierno de Guerrero en los sucesos ocurridos aquella noche, la reacción que se tuvo, así como la atención a los estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa.
Al concluir la reunión, la presidenta de este órgano María Guadalupe Murguía Gutiérrez detalló en entrevista a la salida del hotel Radisson de Perisur, al sur de la ciudad de México, que tranquilamente el ex mandatario estatal dio respuesta a las interrogantes.
Pero fue el ex procurador guerrerense Iñaki Blanco quien intervino más para dar señalamientos puntuales en qué consistió la participación del gobierno de Guerrero.
En entrevista previa a la reunión programada al mediodía, el ex perredista Ángel Aguirre detalló que los diputados de la Comisión no solicitaron ninguna información especial.
En el encuentro, volvió a dejar en claro que tan pronto fue enterado de los hechos en la larga noche de Iguala, de inmediato instruyó a los funcionarios responsables de las áreas de seguridad, la Procuraduría, la Secretaría de Gobierno, Seguridad Pública e incluso a Salud que se avocaran a atender a aquellos normalistas que requerían algún auxilio.
“De eso tenemos constancia, la entonces Fiscalía procedió a llevar el desarme de toda la policía de Iguala”, dijo. Sostuvo que la acción permitió que se dieran las primeras consignaciones cuando el entonces procurador Iñaki Blanco invitó a los jóvenes rescatados para que identificaran a algunos de los agresores derivando 16 policías municipales detenidos.
Quadratin

No hay comentarios.: