jueves, 25 de agosto de 2016

La jabalinada

Fin a la era de fascismo en la sala de prensa de Diputados
 
Por: Bruno Cortés  

A mis tres lectores, que me hacen el favor de hojear estas líneas y a modo de catarsis les cuento que al parecer llega a su fin una era del más puro fascismo priísta que puede haber en la sala de prensa de la H. Cámara de Diputados y es que como dicen cuando el gato no esta los ratones hacen fiesta, pues resulta que al actual equipo de comunicación lo dejo encargado Manlio Fabio Beltrones, así Oscar Argüelles y su adlátere Víctor Noguez hicieron lo que quisieron al no estar ya su patrón en San Lázaro.
De los primeros choques con el adlátere y gatón de Argüelles, el susodicho y casi innombrable Víctor Noguez se me acercó un día y me dijo, oye ya te andan buscando por los twitts que hiciste en contra de Manlio Fabio Beltrones, es el patrón y ya sabes que aquí no se mueve nada si no es con su consentimiento, y en un intento de intimidación me dijo que no lo volviera a hacer.
Como periodista, siempre tratas de sacar una nota exclusiva, una declaración y tener fuentes confiables para cuando haya una información importante, por ello un grupo de comunicadores nos reunimos con varios actores políticos para desayunar en la Cámara de Diputados, entrevistarlos y debatir ideas, de ahí surgieron grandes amistades, pero al gatón le pareció mal porque no nos podía manipular, he de decir que este adlátere es el director de relaciones públicas de la Cámara de Diputados, quien dice quién entra y quién no a la sala de prensa de forma totalmente discrecional, bueno un día dejo entrar a unos graduados con todo y birrete para hacerse fotos en el pleno de San Lázaro (Cuanto cobró hay varias versiones).
Pero bueno como les decía empezamos a hacer los desayunos, que no le parecieron al gatón, y primero nos pidió que ya no lo hiciéramos, porque no podía haber unidad en la sala de prensa, si no iba a ser más difícil el control de medios, a lo cual no hicimos caso, seguimos con nuestro trabajo, y él siguió con el suyo, minar la relación entre compañeros, diciéndoles a unos y otros oye no te conviene estar ahí, te abaratas, te acorrientas, tú mereces más, no necesitas de esos que son bien pendejos, se los cuento porque eso me dijo a mí de mis compañeros y luego ellos me dijeron, mira me vino a decir lo mismo de ti, bueno llegó hasta el grado de inventarnos apodos como canguros (Skypi).
Y como vio que no daba resultados su estrategia de intimidación, ni de persuasión, ya que nosotros seguimos trabajando en una fórmula que nos había dado resultados, pues pocos hacían lo que nosotros hacíamos, buscó todas las formas posibles para quebrar nuestro grupo de periodistas metiéndose con la familia de las compañeras, criticando a los maridos, ofreciendo apoyos, pero ni eso logró su cometido, hasta hoy manejamos un chat de whatsapp con más de 90 periodistas de toda la república y eso nació de esos desayunos.
Hace exactamente un año que se cambiaron las credenciales para los que cubríamos las actividades legislativas en la Cámara de Diputados, el C. Director de relaciones Públicas tuvo a bien negarme el refrendo de mi credencial (después de 9 años de cubrir la fuente de forma ininterrumpida y de 27 de ser periodista) como represalia de no acatar sus designios y de seguir siendo necio en mi labor informativa, que como director de Maya Comunicación, puedo hacerlo como a mí me venga en gana. Para lo cual me dijo estás acreditado pero tú ya no vas a tener credencial, pasa con la credencial de tu medio, si puedes y fórmate en la entrada, creyó que me iba a doblegar o que yo iba a dejar de cubrir la Cámara de Diputados por su hostilidad, la verdad es que ni me importaba, afortunadamente cuento con amigos en todas las fracciones parlamentarias, y no necesitaba de su credencial.
Así seguí yendo a cubrir las sesiones, con el apoyo de varios diputados, después me quitó el acceso al pleno, ya no me daban ni los pegotes que les dan a cualquier reportero, lo cual tampoco me preocupó porque como dije antes los amigos sobran y diputados del PRD me pasaban al pleno sin ningún problema, la misma oferta tuve de priistas, panistas, diputados ciudadanos y de Morena, a los cuales les reconozco su apoyo y comprensión.
Pero mi fortuna no fue compartida por otros compañeros a los cuales pidieron cambiar de fuente o que los corrieran de sus medios, como a un camarógrafo de TV Azteca, a reporteros de medios importantes como El Universal, en fin el gatón de Arguelles ha hecho este año que ya no estuvo Manlio Fabio Beltrones su santa voluntad, pero afortunadamente todo llega a su fin y tiene más pasado que futuro.
Eso es lo hay que festejar, el fin de una era de represión, de intimidación, de espionaje, y de según dicen brujería o santería, no entiendo muy bien la diferencia pero por ahí va el tema, para la próxima columna les prometo hablar sobre cuanto ganaban, el edificio que se compraron, los miles de pesos en vales que nunca reportaron (246 mil pesos mensuales) y en una tercera columna.

No hay comentarios.: