miércoles, 31 de julio de 2013

Policías de los Reyes La Paz usan sus armas para intimidar y abusar sexualmente de una niña

Toluca, México.- El ayuntamiento de La Paz, recibió una Recomendación por parte de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, luego de comprobarse las violaciones a los derechos fundamentales de una niña de 14 años y su primo, también menor de edad, quienes fueron sometidos a violencia física, psicológica y en el caso de la jovencita, a abuso sexual por parte de dos policías municipales de nombres Federico Herrera de la Rosa e Iván Ortega Juárez, quienes además, sometieron al joven asegurándolo del cuello y los genitales, mientras abusaban de la menor.
En sus declaraciones ante la Comisión de Derechos Humanos de la entidad, ambos elementos de seguridad pública aceptaron haber sostenido relaciones sexuales con la niña y trataron de hacer creer que ella se los había pedido. No obstante, las investigaciones revelaron que los incalificables abusos de los uniformados, no sólo se dieron en un contexto de agresión, humillación e incluso tortura, sino que constituyen actos delictivos que representaron flagrantes violaciones a los derechos primigenios, al interés superior del niño y a las leyes y convenciones que protegen a la mujer contra cualquier forma de violencia.
Dichas conductas delictivas, que a la par de la Recomendación número 08/2013 de la CODHEM, son investigadas por la Procuraduría General de Justicia y el Juzgado de Control y Juicios orales de Nezahualcóyotl, ocurrieron en los momentos en que los afectados se encontraban en las inmediaciones de un predio solitario e inhóspito, donde hay cuevas, ubicado en la colonia Geovillas de San Isidro en La Paz, México.
La Defensoría de Habitantes informó que los policías, lejos de cumplir con su deber de proteger y servir a la ciudadanía, se acercaron a los menores y los acusaron de presuntas faltas a la moral. Con este pretexto, uno de los policías amagó al niño, sujetándolo del cuello y apretando sus genitales, al tiempo de amenazarlo, mientras que su compañero obligó a la menor a ingresar en una cueva.
La joven fue golpeada, amagada con las armas de cargo de los uniformados y obligada a sostener relaciones sexuales con ambos,  incluso, le dijeron que iban a culpar a su joven acompañante de violación. Antes de retirarse, los policías pidieron sus datos al afectado y lo amenazaron de muerte “para que no fuera a ir de chismoso”.
Sin embargo, la abusiva conducta de los elementos de la corporación policíaca municipal de La Paz fue denunciada y por ello se integró una carpeta de investigación, que continúa en trámite radicada en el mencionado órgano jurisdiccional. Aunado a lo anterior, la Comisión inició el expediente de queja CODHEM/NEZA/249/2012, que al comprobarse las violaciones a los derechos fundamentales de ambos menores, derivó en la resolución número 08 de este año de la Defensoría de Habitantes.
En su Recomendación, la CODHEM recalcó que la conducta de los elementos policiales vulneró los derechos de los niños a no ser objeto de ninguna forma de violencia, así como a no ser sometidos a torturas ni otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes y el derecho a que se proteja su honra y dignidad, toda vez que de manera dolosa los agentes consumaron actos delictuosos sin reparar en las nefastas consecuencias para ambos menores.

No hay comentarios.: