miércoles, 25 de septiembre de 2013

Los apoyos se darán de manera directa, "sin intermediarios políticos" EPN

Coyuca de Benitez, Gro.- El Presidente Enrique Peña Nieto reiteró que no se permitirá que se intente sacar "ventaja política" de la desgracia de los mexicanos afectados por "Ingrid" y "Manuel", y garantizó que "los apoyos serán parejos para Guerrero. Aquí no habrá guerrerenses de primera ni de segunda"
La tarde de ayer y mojado hasta las rodillas, el Primer Mandatario subió el puente vehicular de esta localidad colapsado en medio de una lluvia repentina, en donde reiteró que su gobierno no permitirá que la ayuda para los afectados vaya a tener un sesgo político.
Por ello, reiteró como lo ha hecho en los cinco días que llevan visitando esta entidad, que los apoyos se darán de manera directa, "sin intermediarios políticos".
Acompañado por los secretarios de Gobernación, Marina, Defensa Nacional, Desarrollo Social, y el subsecretario de Normatividad de Medios de la Segob, revisó a pie reconstrucción del puente y dialogó con los afectados de la zona.
Luego de que guerrerenses, por conducto de su gobernador, Angel Heladio Aguirre Rivero, pidieron al Presidente un "trato parejo" en la entrega de los apoyos, Peña Nieto aseguró que en Guerrero no habrá ciudadanos de primera ni de segunda, se dará parejo.
"Los apoyos serán parejos para Guerrero. Aquí no habrá guerrerenses de primera ni de segunda", subrayó.
En este lugar, el Presidente Peña recibió el informe de la Secretaría de Marina y Defensa Nacional con el Plan DN-III en Coyuca de Benítez ante el desbordamiento del río con el mismo nombre y seis arroyos más. Ello, provocó que se afectaran seis colonias de la cabecera municipal y 8 comunidades quedaron incomunicadas y afectadas, que impactó 14,600 personas .
De ellas, 1,500 personas han sido evacuadas y se encuentran en albergues que estableció el municipio.
En tanto, el director general de Conagua, David Korenfeld, alertó que se está monitoreando una perturbación climática que podría convertirse en ciclón en las próximas horas.
Los habitantes de los alrededores saludaron la decisión del Presidente Peña Nieto de no sólo mojarse los zapatos, sino de llevar su solidaridad para que regrese la normalidad.
Antes, el Presidente Peña Nieto recorrió las calles del Barrio Arenal Centro, en donde reconoció que lo más cruel de las fuertes lluvias de "Ingrid" y "Manuel" fueron las pérdidas de vidas humanas.
Anunció también que se habrá de reubicar las viviendas que se perdieron por el paso de "Manuel" y que están en su mayoría cerca del Río Atoyac.
En el barrio Arenal del Centro, el Mandatario mexicano pidió que no recaiga el ánimo, pues los gobiernos federal y estatal trabajarán a marcha forzadas para que regrese la normalidad.
Entre el lodazal y montañas de colchones, ropas, muebles, estufas entre otros enseres domésticos, el Jefe del Ejecutivo, insistió que se van a reparar las casas afectadas y reubicar aquellas familias que hayan perdido sus viviendas que estén cercanas al río.
Esta comunidad de alrededor de 700 habitantes, en su mayoría campesinos que se dedican al cultivo de coco, papaya, sandía, frijol entre otros, el Presidente de la República ofreció que se van apoyar a quienes perdieron sus cosechas.
En la plaza de la comunidad, después de haber recorrido la principal calle, escuchar peticiones e incluso dar abrazos de solidaridad a los lugareños, el titular del Ejecutivo reiteró que los apoyos se darán en forma directa para evitar intermediarismo político o que se intente lucrar con la desgracia de la gente.

El Sol de México

No hay comentarios.: