jueves, 12 de septiembre de 2013

Sistema Estatal de PC, atento y preparado para atender cualquier contingencia

Boca del Río, Ver.- El Sistema Estatal de Protección Civil se encuentra atento y preparado para enfrentar cualquier contingencia, con 11 reservas estratégicas distribuidas en el estado, además se ha abastecido a cerca de 140 municipios con insumos básicos para atender a la población, y se han habilitado dos mil 240 refugios temporales con capacidad para recibir a más de 500 mil personas.
Así lo informó la secretaria de Protección Civil, Noemí Guzmán Lagunes, durante la Sesión Extraordinaria del Consejo Estatal de Protección Civil, donde destacó que están emitiendo  boletines informativos y mensajes de orientación en todos los horarios a los medios informativos de la entidad.
Precisó que, en seguimiento a la instrucción del gobernador Javier Duarte de Ochoa, “todas las dependencias y entidades integrantes de este consejo están participando en la atención a la población; no obstante, es necesario reiterar que la colaboración decidida de la ciudadanía es indispensable para disminuir riesgos”.
Guzmán Lagunes explicó que los desbordamientos de ríos y deslaves ocurridos en los últimos días y los pronósticos meteorológicos para las próximas fechas obligan a reforzar la coordinación y las medidas de prevención de riesgos, por ello, reiteró a los presidentes municipales la exhortación a estar atentos, pues son los primeros respondientes ante una emergencia.
La servidora pública les pidió identificar las zonas inseguras con base en el Atlas de Riesgos y en el conocimientos de sus respectivos municipios; dijo que si se detecta un principio de inundación o deslave es necesario, como medida de prevención, ordenar la inmediata evacuación de la población hasta que desaparezca el peligro y abundó que es indispensable vigilar los niveles de los ríos.
Además, les explicó que es crucial mantener transitables rutas de evacuación, asegurar la disponibilidad de los refugios temporales, alertar oportunamente a la población sobre crecidas de ríos y arroyos de respuesta rápida, y sobre deslaves, especialmente en zonas serranas, además de encharcamientos urbanos, descargas de energía eléctrica, viento arrachado en áreas de tormenta y de norte en zonas de costa y de reducción de visibilidad por lluvias y nieblas.
En presencia de decenas de funcionarios y agrupaciones, Guzmán Lagunes destacó que el Sistema Estatal de PC, desde el 1 de junio, cuando inició la temporada de lluvias, ha alertado y prevenido a la población sobre el impacto de los fenómenos hidrometeorológicos, especialmente a las fuerzas de tarea, quienes han permanecido desplegadas en todas las zonas afectadas, con el Plan DN-III, el Plan Marina y el Plan Tajín, así como a las 66 dependencias de los tres órdenes de gobierno y de organismos del sector social.
“Como todos sabemos, ha llovido sin interrupción en esta temporada. Tan sólo en este lapso, Veracruz ha recibido el impacto de 19 ondas tropicales, un número igual de vaguadas, una depresión tropical y dos de las ocho tormentas tropicales con nombre que se han formado en la cuenca del Atlántico: Barry y Fernand”.
Guzmán Lagunes indicó que, a partir del pasado lunes 9, ha habido ocho emisiones diferentes de Alerta Gris por el encadenamiento de distintos fenómenos hidrometeorológicos surgidos luego de la formación de la onda tropical 19 y de la presencia del disturbio tropical 93-L, ubicado a la altura de la sonda de Campeche, y que muestra probabilidades de evolucionar a ciclón tropical.
“El efecto más preocupante de la intensidad de las lluvias es la saturación de los suelos que, al perder capacidad de absorción, derivan en inundaciones y deslaves. De hecho, de junio a la fecha hemos registrado 191 desbordamientos de ríos, arroyos y lagunas, 518 deslaves, como los ocurridos en Yecuatla y Coscomatepec”.
Asimismo, expuso que esta situación amerita la máxima atención del Sistema Estatal de PC, pues en Veracruz, de los 214 ríos más importantes, 12 son de respuesta rápida y, de acuerdo con el Atlas de Riesgos, 177 municipios, en siete zonas serranas, presentan algún grado de vulnerabilidad por la propensión a deslaves y deslizamientos.

No hay comentarios.: