viernes, 25 de octubre de 2013

Una ofensa la liquidación de los consejeros del IFE

México D.F.- El secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho, consideró "una ofensa para la nación" los 4.6 millones de pesos que cada uno de los cuatro consejeros salientes del IFE recibirán al concluir su gestión en el Instituto el próximo miércoles, y exigió que el Estado les pida cuentas por su gestión.
“Las instituciones del país son para cumplir objetivos en beneficio de los ciudadanos y no para enriquecer a burócratas, en lugar de despedirlos con los bolsillos llenos debería el Estado pedirles cuentas por su actuación como consejeros", acusó
Y es que se estima que a unos días de  que Leonardo Valdés Zurita, Macarita Elizondo, Alfredo Figueroa y Francisco Guerrero concluyan su periodo como consejeros, se lleven como finiquito alrededor de 4.6 millones de pesos cada uno, sin contar la posibilidad de un bono extra.
"Ya quisiera un trabajador obtener, como liquidación, al menos la milésima parte de lo que se llevarán esos consejeros del IFE, muchas veces, los empleados se van, incluso, sin un centavo", reprochó el dirigente perredista.
Sánchez Camacho  dio por un hecho que de aquí al 30 de octubre no habrá acuerdo para designar a los cuatro sustitutos de los consejeros del IFE  que se van, por tanto el 31 de octubre este órgano electoral estará funcionando con sólo cuatro consejeros.
Asimismo sostuvo que  Valdés Zurita, presidente del IFE y uno de los que concluyen su gestión, deja a esta institución sin credibilidad, “pues optó por jugar con el PRI para favorecer a este partido y a Enrique Peña  Nieto  con dictámenes relacionados con el Monexgate y el tope de gastos de campaña, entre otros temas”.
"Le lavó la cara al viejo PRI y a Peña Nieto", lo cual "es lamentable y vergonzoso", manifestó.
Anunció que en la discusión de la Ley de Egresos, el PRD "pasará tijera" a los presupuestos de organismos autónomos, como es el IFE, para evitar el derroche del presupuesto nacional en remuneraciones "escandalosas", como las que perciben los consejeros electorales.
En ese sentido acusó que el IFE es uno de los más costosos del mundo, sus consejeros son de los mejores pagados, con sueldos de 300 mil pesos mensuales, lo cual es "grotesco, cuando vemos millones de desempleados y familias enteras que no tienen ni para comer".
"A los consejeros electorales hay que bajarles el sueldo, así como a los magistrados, que también, lo que ganan, es un ofensa para el país", habiendo 52.8 millones de pobres en México, estableció.
La Crónica de Hoy

No hay comentarios.: