viernes, 15 de noviembre de 2013

@suntos del Poder

Por Manuel CARVALLO

Los montajes denominados “García Luna Producciones” del sexenio pasado llevaron al ridículo al sistema de procuración e impartición de justicia de nuestro país. Genaro García Luna y se encargó de evidenciar la incompetencia y corrupción  que, lamentablemente, parece que aún campea en nuestro sistema político. Pero nadie escarmienta en cabeza ajena y el mal ejemplo cunde, al menos así lo demuestra el desarrollo del supuesto atentado (que ni siquiera se intentó) en contra de los hermanos, Ricardo y David Monreal Ávila…Para empezar, debe acotarse la diferencia entre lo que significa un “atentado” y una venganza, considerando que el mismo procurador Jesús Murillo Karam “deslizó” dicho término en su  vocabulario.
“Un atentado podría ser el crimen de una figura importante por motivos políticos que representa un obstáculo para el asesino y el móvil puede ser ideológico y político o económico; y una venganza es la respuesta a una mala acción cometida por alguien, al que se pretende que sufra más que el agraviado”, según el mismo Chucho Murillo Karam.
Luego entonces, si se trata de una venganza y no atentado, queda claro que los hermanos Monreal Ávila no son hermanos de la caridad ni mucho menos, sino facinerosos que cometieron una mala acción en contra de alguien y ahora su víctima busca el desquite, pero con mucha más malicia.
La ley indica que se debe detener a alguien por lo que hizo, no por lo que pensaba hacer y menos aún si ni siquiera lo intentó…Esto obliga a recordar los operativos de agentes antidrogas cuando “pescan” a alguien que no lleva drogas pero si dinero, para advertir: “¡Ah! conque dinerito para comprar drogas ¿no?”.
En fin, en ausencia del procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, del que supongamos que no tuvo conocimiento y menos aún lo autorizó, la subprocuradora Mariana Benítez Tiburcio, en conferencia de prensa, anunció que gracias a trabajos “inteligentes” –¡Ah! como hay inteligentes en nuestras autoridades!—, se descubrió y se frustró un plan para asesinar a los Monreal, resultando, sino una mujer inteligente, si muy intuitiva.
Sin dar detalles precisos, porque seguramente no existen, dijo que por informes del CISEN se conoció que el empresario zacatecano Arturo Guajardo Mendez, contrató los servicios de los “sicarios” Juan Carlos Esqueda Hernández y José Luis Vázquez Delgado, para asesinar a Ricardo y David…En menos de tres minutos que duró  la conferencia, Benítez Tiburcio dijo que los parlanchines matones a sueldo admitieron su culpa, aunque después, ya ante el juez de la causa, se retractaron y dijeron que tuvieron que declarar así para no ser torturados.
Empero, Arturo, Juan y José fueron consignados y enviados a un penal de máxima seguridad. ¿Por qué se habla de una venganza? Porque José Luis Guajardo, hermano de Arturo, socio y colaborador de David Monreal en Fresnillo, Zacatecas. Cuando éste fue postulado a gobernador, en el 2010, dejó en su lugar a José Luis y después, al concluir el interinato en la Alcaldía, viajó a Mazatlán para encontrarse con David, pero jamás llegó.
Supuestamente los hermanos Monreal, cuya trayectoria política resulta brumosa y es bien sabido por todos, es decir, no se dice nada nuevo, pero que se encuentran bien gracias a la PGR y al Santo Niño de Atocha, intervinieron para conocer el paradero de José Luis, pero después se sabría que no hicieron nada.
De ahí surge la hipótesis de la venganza, más no atentado. Por tales antecedentes, los defensores de Guajardo Méndez solicitaron al procurador Murillo Karam respondiera un cuestionario hecho por la defensa, pero acomedidos empleados, lo contestaron por él y en consecuencia fue emplazado para que sea él y no segundones, los que contesten el cuestionario, so pena de pagar una multa de miles de pesos o un arresto inconmutable.
¿Qué es lo que no quiere responder la PGR? ¿Qué hay detrás del atentado-venganza?...seguramente eso nunca lo sabremos A esta trama le viene bien ese dicho que señala “NO HAGAS COSAS BUENAS QUE PAREZCAN MALAS NI MALAS QUE…”.

No hay comentarios.: