viernes, 11 de abril de 2014

Diálogo y conciliación para superar situación actual en Venezuela: Galindo Quiñones

México, D.F.- Diputados integrantes de la Comisión de Relaciones Exteriores, que preside el diputado Eloy Cantú Segovia, lamentaron la situación que priva en Venezuela y se pronunciaron en favor de que se resuelva en un plano de armonía, pluralidad y de respeto a los derechos humanos.
Durante una reunión, los legisladores mexicanos recibieron un informe de la situación que vive ese país en materia de violaciones de derechos humanos, presentado por El Diputado a la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, Williams Daniel Dávila Barrios, quien condenó la violencia “venga de donde venga” y solicitó una investigación objetiva de los casos para que no haya impunidad.
El Diputado Heriberto Manuel Galindo Quiñones (PRI), secretario de la Comisión, se pronunció por que Venezuela reencuentre su camino por la vía del diálogo, la conciliación, la concertación, del debate de las ideas y “que el presidente Maduro y las corrientes de oposición encuentren la luz y el camino de la paz”.
Expresó su deseo por una libertad plena en aquella nación. “Somos partidarios de la justicia, la libertad, la no intervención y la autodeterminación. Respetando la soberanía de su país, queremos que la libertad sea plena”, enfatizó ante Dávila Barrios.
Rechazó el “enfrentamiento entre hermanos” y sostuvo que aunque en México hay problemas muy serios, “los enfrentamos con iniciativas, con reformas en las que algunas corrientes parlamentarias creemos, y otras no, pero hemos encontrado puntos de conciliación”.
Indicó que los principales partidos llegaron a acuerdos en el marco del “Pacto por México” para encontrar soluciones que favorezcan a la mayoría. “Podemos pensar diferente pero nos respetamos, tenemos diferendos, votamos a favor o en contra, coincidimos o disentimos pero México marcha y queremos ir mejor y que Venezuela también vaya mejor”.
Por ello, continuó, “nos duele saber que un Estado tan rico, tan productivo en hidrocarburos, tenga problemas de necesidad, de abasto; nos duele saber que tienen 500 estaciones de servicio en Estados Unidos o que con cinco dólares se llene el tanque de un coche, pero las necesidades del pueblo son tan grandes que no puede seguir viviendo en una economía de ficción que le afecta al todo nacional”, indicó.
Envió un saludo a los legisladores venezolanos y adelantó que se entregará este informe presentado por el legislador venezolano a la presidencia de esta Comisión para que se haga del conocimiento de todos sus integrantes.
Del grupo parlamentario del PAN, el diputado Glafiro Salinas Mendiola (PAN), también secretario de la Comisión, cuestionó cómo ayudar, sin intervenir, un país hermano y aliviar en algo el problema que viven, porque “nos duele mucho, todos los días vemos, leemos y escuchamos lo que sucede en Venezuela”.
“¿Cómo podemos hacerle? Porque nosotros en México entendemos nuestro problema, que probablemente sea por ideologías con el gobierno y que podemos resolver en un momento dado, estamos dispuestos a las leyes secundarias, a hacer algunos arreglos y mover algunas cosas, pero trabajamos como compañeros, seguimos siendo compañeros, tenemos el derecho a la expresión y a la verdad y respetamos el derecho de las mayorías”
Al participar, la diputada Carla Guadalupe Reyes Montiel (PRD), lamentó que un país tan bello y rico en petróleo, como Venezuela, atraviese por esta situación, por lo que manifestó su apoyo y disposición para estudiar el informe que presentó el legislador de aquella nación.
La diputada Martha Beatriz Córdova Bernal (MC), secretaria de la Comisión, llamó la atención sobre el hecho de que, dijo, en México la situación “no anda bien; estamos en una desaceleración económica; padecemos inflación, fuga de capitales, violencia; las reformas de este año y el aumento de los impuestos ha pegado fuertemente a la economía de los mexicanos”.
En su oportunidad, el diputado de Venezuela reconoció que la política exterior de México está reevaluando y fortaleciendo las relaciones con la región latinoamericana, sobre un eje fundamental de protección, garantía, respeto y promoción de los derechos humanos.
Pidió a sus homólogos mexicanos que lo analicen con toda objetividad, pero aclaró, “somos muy celosos del principio de la no intervención. Eso sí lo puedo decir, no voy a ningún país a pedirle que intervenga en el mío, todo lo contrario”.
“Vengo en función de manifestarles el deseo de que la Cámara de Diputados, de manera contundente, saque una resolución de rechazo a las violaciones de derechos humanos y de promoción, garantía y respeto de esas garantías en la democracia”, dijo.
Agregó que el problema que enfrenta Venezuela, no es de derechas ni de izquierdas, sino de democracia y de respeto a los derechos humanos.
“El problema de fondo es que hay un plan que denominan “Plan de la Patria” que no es más que un proyecto totalitario para imponer un estado de socialismo real. En una democracia imponer un proyecto de esa naturaleza, a menos que efectivamente apliquen la violencia, lo podrían implementar”, subrayó.

No hay comentarios.: