jueves, 29 de mayo de 2014

Protestan dirigentes del CNTE frente al penal Molino de Flores en Edomex; piden liberar a profesor

Texcoco, Méx. Dirigentes e integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán, así como del magisterio mexiquense y estudiantes, realizaron un mitín frente al penal Molino de Flores en Texcoco, para exigir la libertad del profesor preso Óscar Hernández Neri.
Desde temprana hora, al menos 200 profesores, dirigentes y alumnos, se apostaron frente al penal, en donde desde casi un mes mantienen un plantón permanente. Los manifestantes portaban pancartas en la que se leía “libertad a los presos políticos” y “exigimos cese a la represión en el estado de México”. Denunciaron la serie de irregularidades en el proceso que se lleva a cabo contra el profesor acusado de homicidio, hechos que datan desde hace siete años.
Los inconformes se congregaron porque hoy se llevo a cabo la segunda audiencia de descargo de pruebas en el proceso que se le sigue al mentor, y al mismo tiempo lo visitaron dirigentes de la CNTE de varias partes del país; entre los que se solidarizaron al movimiento e ingresaron al reclusorio para tener un encuentro con Neri, fueron Juan José Ortega Madrigal, secretario General de la Sección 18 de Michoacán; Enríque Ibarra, secretario general de la Sección 9 del DF; Issela Pérez de la Sección 22 de Oaxaca; Adelaido Victoriano, de Guerrero; y César Hernández, del movimiento magisterial mexiquense.
Los profesores denunciaron que a Óscar Hernández Neri se le ha construido un delito con base en una averiguación previa que tiene graves irregularidades “existen irregularidades como modificaciones de los tiempos con que ocurrieron las cosas, modificación de testimonios con base a la tortura, interpretaciones de hechos basados en criterios no jurídicos y con la clara consigna que demuestra que el juez del caso Carlos Vélez ha actuado de manera irregular”.
“Podemos afirmar categóricamente que el profesor Oscar Hernández es un preso político de consciencia que pretende utilizar el gobernador para demostrar avances en la Procuración de Justicia. Al profesor se le pretende tomar como rehén para evitar la unidad del magisterio mexiquense”, dijo César Hernández.

No hay comentarios.: