miércoles, 14 de mayo de 2014

Reality mexiquense

AGREDEN A QUIEN LES DA DE COMER
En Neza hay una familia que ha vivido de los impuestos pues las veces que han tenido la oportunidad de ejercer un cargo público han pasado sin pena ni gloria y se la saben pues gracias a algunas herramientas electorales han sido representantes populares por representación proporcional pues la gente no confía en ellos.
Pero esto no es lo grave, sino que ahora hasta agreden a la gente, a quien deberían agradecer eternamente que pague los impuestos con los que cobran su salario sin desquitarlo como otros servidores públicos.
Se trata de la actual diputada federal, Julisa Mejía Guardado y su esposo, ex diputado federal, Rosendo Marín Díaz, quienes encontraron en la política una medio de vida pues cuando son funcionarios hacen como que trabajan por el pueblo, pero cuando no tienen ningún cargo se desaparecen porque no son verdaderos luchadores sociales, es decir si les pagan hacen como que trabajan pero si no, pues no.
Resulta que en un festival con motivo del Día del Niño y de la Madre, la diputada Julisa junto con su hijo, nuera y esposo, agredieron física y verbalmente a Yoali Jimena Martínez López, de 23 años y a su esposo, solo porque la joven pidió a Rosendo Marín Mejía, hijo de la legisladora, que le dijera a su niño que dejará de molestar a su pequeña hija, motivo suficiente para que se encendieron los ánimos de los anfitriones y entre jalones y groserías obligaron a la pareja a retirarse, chale.

No hay comentarios.: