jueves, 8 de mayo de 2014

Reality mexiquense

PRETEXTOS PARA SUBIR PASAJE
A un año de que se autorizó el alza a las tarifas del transporte público en el Estado de México, con el argumento de que habría un transporte eficiente, con cambio de unidades y vehículos no contaminantes, entre otros, las unidades siguen operando en total anarquía, con vehículos obsoletos, contaminantes, inseguros y hasta sin permisos.
Se habló de un decálogo para brindar un servicio seguro, eficaz, rápido, con calidad y calidez, ecológico y que diera certeza jurídica, lo cierto es que de todo esto no se ha cumplido prácticamente nada.
Pura discurso de las autoridades, en ese decálogo se contemplaba que vehículos contarían con cámaras de video vigilancia, botones de emergencia e Internet, operarían con un sistema de prepago, los choferes deberían tener mínimo 21 años y ser evaluados en el Centro Estatal de Control de Confianza, además de que tenían que aprobar exámenes médicos y utilizar tanto uniformes como gafetes de identificación.
Una de las quejas más frecuentes y que a la fecha no ha sido atendida, es el maltrato que dan los conductores al pasaje ya que no conformes con hacer descenso y asenso de usuario en doble y hasta triple fila, exponen la seguridad de todo el pasaje cuando van jugando carreras.
Por si esto fuera poco, nuestros pulmones están por reventar a causa de estos cuates, ya que el transporte de pasajeros es el responsable de un 80 por ciento de los contaminantes generados en el estado de México

No hay comentarios.: