jueves, 9 de octubre de 2014

Meade trata de evitar tema de Ayotzinapa en la glosa; senadores lo cuestionan

México, D.F.- Frente a los cuestionamientos de senadores de la oposición en torno a la condena internacional a México por el asesinato y desaparición de estudiantes normalistas en Ayotzinapa, el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, respondió que el gobierno de Enrique Peña Nieto se ha sumado a esa condena y ha cumplido con las medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
Durante su comparecencia ante el pleno del Senado para la glosa del informe presidencial, el canciller trató de evitar ese tema de Ayotzinapa, pero senadores del PRD, PT y PAN insistieron.
A la senadora de Nueva Alianza, Mónica Arriola Gordillo, le dio una brevísima respuesta, pero la panista Mariana Gómez del Campo le hizo notar que la noticia de los estudiantes de la normal superior de Ayotzinapa, víctimas de desaparición forzada a manos de policías municipales de Iguala y presuntamente asesinados, está en la primera plana de los principales periódicos del mundo.
Le preguntó qué hará el gobierno federal para que ese descrédito no inhiba las inversiones extranjeras. Meade respondió que la imagen que se tenga en el exterior dependerá de la respuesta del gobierno mexicano, y ya la ha dado.
Sostuvo que antes de que la CIDH emitiera las medidas cautelares, el gobierno federal las había puesto en marcha, entre otros buscar por todos los medios a los desaparecidos, dar protección a las familias e investigar a fondo los sucesos.
Apoyado por las bancadas del PRI y el PVEM, cuyos legisladores iban desde el elogio hasta pedirle que hablara “sobre la agenda de los próximos años” o cuáles son las acciones más exitosas en materia consular”, Meade evadió las críticas sobre la decisión del presidente Enrique Peña Nieto de que México participe en misiones de paz de la ONU.
Actúan como “candil de la calle y oscuridad de la casa”, le dijeron el perredista Rabindranath Salazar y el panista Fernando Fernando Salazar. Manuel Bartlett le dijo que hay que explicar a Peña Nieto la historia de este país, que no se puede permitir que manden a soldados mexicanos a dar su sangre en el extranjero para dirimir intereses de las grandes potencias. El presidente, recalcó, está obligado a respetar el principio de no intervención establecido en la Carta Magna.
Meade sólo comentó que en el caso de esas misiones de paz, que en su mayoría son con fines humanitarios, no aplica la Doctrina Estrada.

No hay comentarios.: