jueves, 22 de enero de 2015

Descubren 3 casas más en el Edomex de dueño de Ficrea

Estado de México.- En el Estado de México se localizan tres nuevas propiedades de Rafael Olvera Amezcua que no han sido aseguradas por la Procuraduría General de la República (PGR) y que fueron ubicadas en el Club de Golf Bellavista, donde el socio mayoritario de Ficrea tiene siete casas en total y cuyo valor conjunto es de alrededor de 70 millones de pesos.
Además, autoridades federales consultadas confirmaron que cuatro personas que formaban parte del personal de servicio de Olvera Amezcua, y una menor, viven de lunes a viernes en la casa asegurada por la PGR en diciembre, lo cual reconocieron es una irregularidad que se debe corregir.
Los inmuebles se ubican en las calles: cerrada Escondida, Bellavista y Riachuelo.
Rafael Olvera Amezcua huyó en noviembre. Según autoridades del municipio de Atizapán y Tlalnepantla, donde está ubicado el Club de Golf Bellavista, las siete casas pertenecen a miembros de la familia Olvera Amezcua, y algunos de esos inmuebles adeudan el pago del predial correspondiente.
Personas cercanas al asesor financiero, que ahora es prófugo de la justicia, revelaron que éste dejó México a principios de noviembre de 2014, mientras que su esposa Susana Silva Tortolero y su hija continuaron viviendo en las casas del club hasta que la primera semana de diciembre sacaron todas sus pertenencias, obras de arte, documentos y computadoras.
Las tres propiedades ubicadas por este medio son de dos pisos con un terreno promedio de 600 metros cuadrados; están rentadas.
Testigos. De acuerdo con fuentes de la PGR al personal de Amezcua se le permite vivir en esta casa asegurada, ubicada en la cerrada de Escondida 8 porque sus abogados lo pidieron y las personas afirman que no tienen dónde vivir.
A la fecha ninguno de los vehículos ubicados frente a la casa asegurada ni los cerca de 12 estacionados en el cobertizo del inmueble de Escondida 19 han sido asegurados con cintillos ni trasladados a instalaciones de la autoridad federal.

El Universal

No hay comentarios.: