jueves, 26 de marzo de 2015

Impugnan decisión por caso Cuauhtémoc Gutiérrez; exigen su expulsión del PRI

Ciudad de México.- El consejero político nacional del PRI, Armando Barajas, impugnó la decisión de la Comisión de Justicia Partidaria de ese instituto político de sólo suspender los derechos como militante a Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, por su presunta participación en una red de prostitución al interior del mismo.
Según el proceso, la Comisión tiene 72 horas, a partir de este miércoles, para enviar el caso a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).
La noche del pasado viernes 20 de marzo, la Comisión resolvió suspender los derechos del expresidente del PRI-DF hasta que la Procuraduría General de Justicia local (PGJDF) dicte sentencia sobre la denuncia que el PRD-DF interpuso en contra de Gutiérrez de la Torre.
Ese mismo día, Reyna Araceli Tirado Gálvez renunció a la presidencia de dicha Comisión, lo mismo que hizo tres días antes su antecesora Itlay Ciani Sotomayor. La primera argumentó “su condición de mujer y sus principios”, la segunda sólo dijo que fue por motivos “estrictamente personales”. Sin embargo, al interior del partido se afirmó que ninguna estuvo de acuerdo con la decisión que se perfilaba en la Comisión.
De acuerdo con la impugnación que interpuso este miércoles el consejero Armando Barajas –quien ha pedido la expulsión del llamado Príncipe de la basura desde que se denunció el caso en el entonces noticiero de Carmen Aristegui en MVS–, existen cuatro argumentos:
La ilegal resolución del expediente sobre Cuauhtémoc Gutiérrez, la indebida integración de la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI, el nombramiento ilegal de Laura Ivonne Zapata como presidenta en funciones de la comisión y la realización de una sesión dentro de ese órgano partidista el 20 de marzo pasado cuando, supuestamente, estaba prohibida.
Barajas Ruiz acusó que la impugnación se debe a que el PRI violó su documentación interna para emitir una resolución que no “va de acuerdo” con los principios del partido.
Aclaró que la solicitud de expulsión analizada en el Revolucionario Institucional no tenía nada que ver con la investigación de la PGJDF sobre el caso, pues al partido se le pidió tratar el tema por denigrar la imagen del partido y no por el hecho legal.
Una versión sobre la decisión respecto a Gutiérrez de la Torre acusa que el presidente nacional del partido, César Camacho, movió sus hilos para evitar su expulsión.
En su columna “Serpientes y escaleras” del diario El Universal, Salvador García Soto asegura que el líder priista “presionó, chantajeó y ordenó a sus integrantes que aprobaran un dictamen previamente redactado en su oficina y que siempre propuso la exoneración de Cuauhtémoc”.

Proceso

No hay comentarios.: