jueves, 12 de marzo de 2015

¿Quién se quedará con Valle de Chalco?

Por. Juan Lázaro Santiago

Valle de Chalco, Méx.- El alcalde perredista-priista de Valle de Chalco, Jesús Sánchez Isidoro, a fuerza, se quiere quedar con la presidencia municipal, porque sabe que ahí están los ingresos económicos, -la maleta como se conoce en el argot político-, por eso su necedad de imponer como candidato del PRD a Juan Manuel Arellano Carreón.
Su negociación no la hace a nivel local, sino con los jefes políticos de Nueva Izquierda, tribu a la que pertenece y a la que le debe la silla municipal. Pero se topa con un gran obstáculo: la presencia y el carisma del diputado federal, Ramón Montalvo, también de Nueva Izquierda, quien garantiza mayor votación en una elección.
Ante este dilema, Nueva Izquierda no se ha definido y Jesús Sánchez Isidoro, aprovecha la ocasión para también sentarse a platicar con el Partido Movimiento Ciudadano, a cuyos dirigentes les puso dos cartas para la presidencia municipal: su esposa Eloina Escobedo y a Juan Manuel Arellano, en el caso de que fracase su imposición en el PRD.
A Jesús Sánchez, le importa poco el PRD, solo lo usa para conseguir sus objetivos políticos-económicos porque sigue siendo el mismo priista leal al gobernador Eruviél Ávila Villegas, al PRI que lo parió, a su padre Bernardino Sánchez Gómez “El Payo” y a su hermano David Sánchez Isidoro, quienes los financiaron desde Coacalco, para adueñarse de la alcaldía de Valle de Chalco.
Y en esa condición quiere seguir siendo dueño de Valle de Chalco, ya sea con las siglas del PRD o Movimiento Ciudadano, aunque también vio las posibilidades con el partido Morena y con el PAN, pero esas candidaturas ya estaban apartadas.
En el caso de Morena, Andrés Manuel López Obrador, ya dirigió “su dedito” hacia la persona de Francisco Tenorio, sin necesidad de asambleas o consulta con las bases sociales de este nuevo partido político.
Francisco Tenorio perteneció al PRD en la última década, haciéndose de poder y dinero; imponiendo a sus familiares en las regidurías, pero no creció como un líder natural para ayudar a la población de Valle de Chalco, sino solo se ayudó así mismo.
En fin, aunque sea un personaje de los llamados “chaqueteros”, le favorece “el dedito” de López Obrador, quien bien sabe que Morena, sigue “creciendo como la espuma” y eso le da ventaja para que tenga como alternativa un triunfo en Valle de Chalco.

No hay comentarios.: