jueves, 4 de junio de 2015

El mal servicio de agua potable deja costosas secuelas

Ciudad de México.- Debido al mal servicio de agua potable, 81 por ciento de los mexicanos la adquieren embotellada, para lo cual los hogares desembolsan entre 5 y 10 por ciento de sus ingresos, pero en los más pobres el gasto llega a representar 20 por ciento, señaló Jorge Alberto Arriaga, coordinador del Observatorio Hídrico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Explicó que esta situación forma parte de las expresiones de inseguridad hídrica que existen en el país, la cual afecta sobre todo los hogares en pobreza, ya que 20 por ciento de los que viven en esa condición carecen de agua potable y 21 por ciento de drenaje. Además, aunque cuenten con la red de agua potable, 52 por ciento de las viviendas con menores recursos económicos la reciben esporádicamente, lo que significa que "más de la mitad de los pobres tienen mal servicio".
La UNAM impulsó el Programa de Desarrollo Hidráulico para Puebla, Oaxaca y Tlaxcala, donde se trabaja con ocho localidades con el propósito de garantizar la gestión de los servicios de agua y saneamiento en forma eficiente y sustentable para mejorar la competitividad y promover el desarrollo con participación social, explicó por su parte José Daniel Rocha, del Programa Hidráulico de la universidad nacional, durante la conferencia Acceso al agua, factor para mejorar la calidad de vida.
Sobre el tema de la inseguridad hídrica del país, Arriaga explicó que otra forma de proveer el líquido es por medio de pipas, en las cuales los precios pueden ser variables, ya que van de 300 a mil 200 pesos. Recordó que en la ciudad de México hubo problema en San Bartolo Ameyalco, delegación Álvaro Obregón, donde se generó un conflicto social por ese motivo.

No hay comentarios.: