viernes, 12 de junio de 2015

Perfilando

Por Iván Calderón

El Bienio que si va

Aunque muchas teorías afirmaron, y lo siguen haciendo, que la gubernatura de dos años representaría un retroceso para el estado, el bienio es ahora una realidad.
Quién escribe lo dijo.
“La de dos va, porque va”.
Unos lo creyeron, otros no.
Esta vez la Suprema Corte de Justicia de la Nación ratificó la reforma política de la Prosperidad.
No hubo necesidad de esperar al mes de julio.
El máximo órgano colegiado le dio a la de dos años su validación.
Es cierto, un Quinquenio pudo haber sido la mejor opción.
Incluso su servidor hasta el cansancio lo dijo.
Pero como se señaló antes, estas transformadoras ideas quedarán en el olvido.
Estos dos años de gobierno forman parte de la homologación de las elecciones federales, y así empatar los procesos bajo el supuesto de disminuir los costos en su ejercicio.
De esto nada se cree, la mera verdad.
Los gastos seguirán siendo los mismos.
Lo que sí es un hecho, es que el Bienio va.
Tal como pasará en Puebla, y en otros estados de la república, en Veracruz tendremos un gobernador de dos años.
Y aunque muchos le hicieron el feo, ahora ya existen muchos valientes que quieren entrarle a esta administración de 24 meses.
Ahora resulta que todos la quieren.
Sin duda existen muchos tiradores a esta minigubernatura.
Pero en este ejercicio democrático deberá de llegar una persona capaz de reorganizar el estado y dejarlo preparado para el próximo sexenio.
El próximo gobernador de dos años deberá de conocer ampliamente de las políticas públicas y en este dicho muchos auguran que será un personaje conocedor de las entrañas del mismo gobierno.
La gubernatura de dos años representará el inicio de una nueva era en Veracruz.
Con ello alguien capaz deberá de lograr una fastuosa conciliación con todos los grupos políticos, incluso con los de oposición, y no obedecer a sus simples caprichos, o sueños guajiros, o de juventud.
En fin, de que el Bienio va no hay ninguna duda.
Pero como siempre existen las inconformidades, habrá que hacer más tiempo hasta que se agoten todas y cada una ellas.
Mientras tanto, esperemos.
Ya sabemos que en política, y más en Veracruz todo puede pasar.
A sus órdenes.

No hay comentarios.: