jueves, 11 de junio de 2015

SCJN llama a aplicar la constitución en la protección del medio ambiente

México, D.F.- “Es una responsabilidad de quienes habitamos hoy el planeta dejar las condiciones, no sólo que nosotros tenemos, sino mejorarlas para la supervivencia de quienes vendrán, y nos sucederán sin duda en nuestra existencia”, expuso en la inauguración del Seminario Medio ambiente: reflexiones desde la ciencia y el derecho.
El Ministro Luis María Aguilar Morales, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), hizo un llamado a los juzgadores a aplicar los principios constitucionales y los establecidos en los tratados internacionales que consagran el derecho a un medio ambiente sano, para garantizar la protección efectiva de los recursos naturales.
“Desde el derecho, es necesario reconocer en la naturaleza un bien jurídico que debe ser tutelado”, afirmó al inaugurar el Seminario Medio Ambiente: reflexiones desde la ciencia y el derecho, como parte de las celebraciones por el Día Mundial del Medio Ambiente 2015, instituido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) desde 1972.
En este escenario, la protección del medio ambiente en el ámbito jurisdiccional ha cobrado gran relevancia, pues “cada uno de los recursos tiene su esfera de protección y también el ecosistema en su conjunto. Por ello, en el ámbito jurisdiccional, el derecho ambiental ha realizado las aportaciones más relevantes”, afirmó el Ministro Presidente en el evento que se desarrolla en la sede alterna del Alto Tribunal, al sur de la ciudad.
“Nuestra tarea como juzgadores es revisar los casos concretos aplicando los principios constitucionales que consagran el derecho al medio ambiente sano, pero también los principios establecidos en el artículo primero constitucional y su relación con los tratados internacionales suscritos por México”.
Aseguró que el derecho ambiental ha realizado, en el ámbito jurisdiccional, las aportaciones más relevantes en cuanto a los diferentes intereses en juego: individuales, colectivos y difusos, y que en ésta, como en ninguna otra rama del Derecho, son evidentes las relaciones intergeneracionales, pues gran parte de las restricciones establecidas actualmente están pensadas en beneficio de las futuras generaciones.
“Es una responsabilidad de quienes habitamos hoy el planeta dejar las condiciones, no sólo que nosotros tenemos, sino mejorarlas para la supervivencia de quienes vendrán, y nos sucederán sin duda en nuestra existencia”, expuso.

No hay comentarios.: