sábado, 12 de septiembre de 2015

El real beneficio de liberar el precio de las gasolinas

Ciudad de México.- Aun cuando se liberaran los precios de las gasolinas de manera anticipada el próximo año, como anuncia la Secretaría de Hacienda, la reducción de los precios de esos energéticos no será significativa para los consumidores finales, ya que estos se determinarán sobre una base de máximos y mínimos a los que se les incluirá, además, un impuesto (por más que el Presidente Enrique Peña Nieto jure y perjure que no habrá nuevos impuestos en el 2016). 
Y es que de acuerdo al dirigente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (AMEGAS), el beneficio podría ser de sólo algunos centavos, pues hay otros factores que deben ser tomados en cuenta como los costos de producción e importación de Petróleos Mexicanos. 
En ese tenor, Pablo González anticipa que el precio actual, fijado por la SHCP no puede bajar, aun con esa liberación, ya que habrá una banda de precios máximos y mínimos, por lo que contemplan que no será mucha la variante porque si no Pemex perdería al vender su producto más barato. 
Y es que el subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda, Miguel Messmacher, ha anunciado que a partir del primero de Enero del próximo año el precio de las gasolinas y el diésel podrían empezar a bajar, al moverse con su referencia de precios internacionales, de tal suerte que se plantea establecer precios máximos y mínimos a las gasolinas, de acuerdo con el precio promedio de los combustibles en Estados Unidos, que tendría como efecto variaciones estacionales en el precio de las gasolinas en México, por ejemplo, que el precio suba en los meses de verano, cuando hay mayor consumo, y que baje en los meses de invierno, es decir a inicio y final de año, algo que desmienten los empresarios gasolineros quienes aseguran que en beneficio a la población sería mínimo, aun cuando habrá en el mercado nuevas marcas a partir del 2016 diferentes a la franquicia Pemex, como es el caso de Shell, Chevron y Exxon, entre otras, la petrolera nacional será por el momento la única responsable de suministrar las gasolinas y diesel, de los cuales la mitad provienen del extranjero, es decir, no habrá un producto o calidad diferente en esta nueva competencia. 
El empresario asegura que ésta es una propuesta que es bien recibida por el sector, no obstante, considera que aún hace falta detallar esta propuesta y determinar los beneficios reales para los consumidores.

No hay comentarios.: