viernes, 11 de septiembre de 2015

Llama el Senado a dar refugio a “nuestros hermanos sirios”

Ciudad de México.- El pleno del Senado pidió al gobierno federal que por medio de las secretarías de Gobernación y de Relaciones Exteriores, de inmediato disponga de las medidas que sean necesarias para dar acogida a tantos refugiados como sea posible, debido a la crisis humanitaria que se vive en Siria.
El tema llegó a la tribuna cameral como una propuesta de punto de acuerdo de un grupo plural de senadores y fue probado por unanimidad.
De esta forma, la Cámara alta pidió que México ejerza su liderazgo en la comunidad internacional para contribuir a las acciones en búsqueda de la paz en aquella región.
En la sesión, el panista Ernesto Cordero dijo que como pueblo solidario México tiene que asumir de inmediato y con eficiencia un papel activo en la comunidad internacional y acercar con prontitud la ayuda humanitaria a la población siria, “que ahora más que nunca necesita de la solidaridad del pueblo mexicano”.
Señaló que no se debe caer en un falso debate de que el país tiene demasiados problemas que atender entre su población y eso le imposibilita la atención a refugiados sirios.
“Es cierto, México tiene muchos problemas que resolver y eso demanda la solidaridad de todos; pero una cosa no excluye a la otra, no se trata de desatender a una parte de la población, para eso el Estado cuenta con instituciones, planes y recursos para el auxilio en situaciones de crisis humanitarias.
“No pensemos en los refugiados como una carga, son también un componente de bienestar social y la historia así nos lo demuestra en los diferentes campos del desarrollo nacional. Debemos ser sensibles a esta crisis humanitaria, en muchas ocasiones hemos recibido ayuda de otros países cuando nuestra nación lo ha necesitado.
“Nuestro país está preparado legal, institucional y moralmente para recibir a nuestro hermanos sirios en búsqueda de paz. En México cabemos todos, recibamos a quienes hoy lo necesitan y demos la esperanza al mundo de un futuro mejor para todos”, dijo Cordero.
El priista Ascensión Orihuela dijo que México debe ser solidario con un país con el cual a través de su historia ha tenido una larga relación, y que hoy sufre.
“Eso nos obliga a la solidaridad y a la posibilidad de abrir nuestras puertas. Hoy que México vive momentos importantes, México debe dar muestra una vez más, como lo hizo en los problemas de nuestra hermana República de Chile, anteriormente con España y en los diferentes conflictos sociales en el mundo, la participación de nuestro país es una gran tradición”.
Refirió que México debe determinar, vía los cauces que permita la legislación, establecer una posibilidad de recibir a los expulsados de Siria.
La perredista Angélica de la Peña expresó que México se ha caracterizado por abrir sus puertas, sobre todo cuando hay poblaciones que se encuentran en situaciones adversas.
La senadora independiente Martha Tagle dijo que es necesario que México brinde la ayuda que requieren los sirios, ya que no se trata de un tema de migración por buscar trabajo o una mejor calidad de vida, sino de las víctimas colaterales de un conflicto armado.
El panista Javier Corral advirtió que habrá crítica ante la postura tomada por el Senado; pero eso no debe inhibir la decisión de dar asilo a integrantes de la comunidad siria.
“Se habla de la propia tragedia mexicana; se dice que México no puede andar buscando asilar a sirios cuando tiene una propia tragedia migratoria y cuando los problemas sociales encuentran a muchos millones de mexicanos en estado de pobreza extrema.
“Hay que atajar esa crítica, porque precisamente lo que buscamos es que la solidaridad internacional que ahora se reclama, tenga incluso el aliciente de nuestra propia tragedia”, dijo Corral.
El de Siria –dijo— es el éxodo más cruel del siglo 21. “Si Alemania fue responsable del primer éxodo en términos de refugiados por El Holocausto, y luego siguió el éxodo serbio, nadie tenga la menor duda de que estamos ante el éxodo del siglo 21 más dramático y cruel”, expresó.

No hay comentarios.: