martes, 24 de noviembre de 2015

Elizabeth Morales priista de Veracruz se niega a indemnizar a excolaboradores

Xalapa, Ver.- Elizabeth Morales García, actual delegada de Profeco y exalcaldesa priista de Xalapa, enfrenta varias demandas ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA), debido a que se niega a liquidar a sus excolaboradores, quienes participaron con ella durante varios años en la conducción y producción del programa televisivo “Usted no está solo”.
El programa, transmitido durante 15 años en Radio Televisión de Veracruz (RTV) –la televisora oficial del gobierno de Javier Duarte– sirvió de plataforma para construir la carrera política de Morales García.
Scarlet Cornelio Boussart, una de las demandantes, señala a Apro que durante nueve años trabajó en “Usted no está solo” como productora, editora, reportera y camarógrafa.
“Fui una mil usos” –admite–, y desde septiembre pasado mantiene un litigio, pues la hoy delegada de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) únicamente la quiere liquidar con “4 mil pesos” por los servicios prestados.
Al igual que Cornelio Boussart otros cinco trabajadores se encuentran en la misma circunstancia: “Si tú demandas ¿qué vas a ganar?, no me puedes hacer nada. Mejor cerremos un ciclo y todos felices, acepta lo que te ofrezco”, expuso la exalcaldesa a su exproductora.
La oferta se hizo en la residencia de la priista en Monte Magno, complejo residencial cuyo valor en el mercado por cada vivienda ronda los 5 millones de pesos.
Con el programa “Usted no está solo”, un talk show en donde su conductora, la propia Elizabeth Morales, lucraba con la pobreza de la gente, pues repartía electrodomésticos, medicinas, aparatos ortopédicos, lentes y otros apoyos, cuyas gestiones venían de la clase política y empresarial; así, la priista logró ser diputada federal, edil de Xalapa, líder estatal del PRI y presidenta del Comité Organizador de los Juegos Centroamericanos y del Caribe.
Y este año su partido la volvió a postular como candidata a una curul en San Lázaro, pero se fue al tercer lugar por debajo del PAN y del candidato de Morena.
En su carrera política Morales García ha sido señalada de desviar recursos públicos para la campaña de Enrique Peña Nieto; de sobornar a taxistas para votar por el PRI en horarios en que debería de gobernar Xalapa, así como de emprender en 2012 una “campaña negra” en contra del excandidato presidencial de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, a quien tildó de “loco” y “asesino”.
En junio de 2012 audios obtenidos por Apro dieron cuenta de cómo la entonces funcionaria municipal convocaba a trabajadores de la Comisión de Agua y Saneamiento (CMAS), del sindicato del ayuntamiento local, de la CROC y comerciantes, entre otros, para “coaccionarlos” a votar por Peña Nieto.
En el audio se escucha la voz de Elizabeth Morales, quien dice: “Andrés Manuel es muy mentiroso, engaña a la gente, intolerante; salió de Tabasco huyendo de la justicia. No acepta su derrota, él no sabe ganar ni perder en la vida, a todo lo acusa de complot y hace plantones”.
Una semana después la priista volvió a repetir la operación, pero en una de sus propiedades en el fraccionamiento Coapexpan, en esta ocasión con trabajadores del volante, a quienes les “restregaba” en la cara 2 billetes de 500 pesos por permitir pegar un engomado de Peña Nieto en los taxis, y otros mil pesos por acarrear gente el día de la elección.
“Si no es indiscreción, ¿cuánto ganan en hora y media?, pues bueno, muchachos, les vamos a dar un poco más para que se sumen al proyecto de Enrique Peña, nuestro próximo presidente de la República. Dos de éstos (billetes de 500 pesos)”.
La última pifia pública de Elizabeth Morales ocurrió como lideresa del PRI, en un aniversario luctuoso del excandidato presidencial Luis Donaldo Colosio, donde Morales develó una placa en homenaje al priista sonorense ultimado en la colonia tijuanense de Lomas Taurinas, Baja California: la placa rendía tributo a “Don Aldo” Colosio. El pitorreo en redes sociales se hizo viral a escala nacional.
La querella que puso Scarlet Cornelio en contra de Elizabeth Morales por incumplimiento de la indemnización constitucional, la exigencia del pago de salarios caídos, el pago de la prima de antigüedad y el pago proporcional del aguinaldo fue puesta el 10 de septiembre y es apoyada por el despacho jurídico de Anieva & Asociados, sin embargo, a Cornelio le ofrecieron audiencia hasta enero próximo.
La demandante sospecha que la propia exalcaldesa priista ha intervenido ante la JLCA para “entrampar la querella”. En el gobierno de Duarte, el actual secretario del Trabajo y Previsión Social es Gabriel Deantes Ramos, un operador político del PRI en época electoral y cercano a la propia Morales García.

Proceso

No hay comentarios.: