viernes, 8 de enero de 2016

La CDMX al borde del colapso

Ciudad de México.- A pesar de que la Ciudad de México figura entre las 10 zonas más altas del país, enfrenta un paradójico problema: los hundimientos, que, de no atenderse, ocasionarán anegaciones y derrumbes de grandes magnitudes en los próximos años.
Diversos estudios revelan que el Distrito Federal se hunde, en promedio, 10 centímetros por año, pero en algunas zonas los desniveles alcanzan hasta 40 centímetros en ese mismo lapso. Eso significa que en la última década, la capital del país se ha hundido más de un metro.
La consecuencia a corto plazo será una serie de fracturas en la red secundaria del drenaje y cuarteaduras en cualquier tipo de vivienda por los desniveles del suelo; y a largo plazo, inundaciones y derrumbes.
“¡Evitar los hundimientos es imposible!”, comentan especialistas consultados por El Big Data Mx; no obstante, explican que las autoridades aún pueden implementar obras de mitigación y reducir los daños.
Mapear riesgos
José Luis Hernández Dehesa, ex director general de Prevención de Protección Civil local y ahora secretario general del Colegio Mexicano de Profesionales en Gestión de Riesgos y Protección Civil, dice que la prevención es la única alternativa.
“La prevención se hace a través de información y educación (…) En 2007 se presentó el Atlas de Riesgos de la Ciudad de México, el cual permite tener información de agrietamientos y hundimientos para elaborar estructuras capaces de soportar los desniveles”.
El especialista recalca que gran parte del suelo de la ciudad fue lago, aunado a que vive un proceso de envejecimiento, por lo que no hay forma de detener los hundimientos.
Además, para mitigar los hundimientos subrayó la importancia de que se ponga orden en el tema de la construcción, ya que los constructores, dice, se aprovechan de las deficiencias que hay en la materia para edificar de manera arbitraria.
“El problema es que tenemos una mala distribución de las estructuras en la ciudad; junto a edificios muy altos hay casas muy pequeñas, o sea, no existe un ordenamiento lógico y eso hace que la carga no esté equilibrada”, resalta.
Asegura que la Secretaría de Protección Civil tendría que estar dotada de más presupuesto para que las acciones de prevención sean mejores, ya que las Secretarías de Turismo y de Protección Civil son las que disponen de menos recursos financieros.

Ciudadanos en Red

No hay comentarios.: