miércoles, 23 de marzo de 2016

Patria Nueva

Cuba y Estados Unidos fortalecen lazos diplomáticos 
Por: Fidel Herrera Beltrán
1. El lunes 20 de julio de 2015 es una fecha de particular relevancia histórica en el derecho internacional: Estados Unidos de América y la República de Cuba, después de 54 años de relaciones diplomáticas interrumpidas, marcadas por altos niveles de tensión y confrontación, dieron inicio a una nueva etapa de acuerdos. La Sección de Intereses Estadounidenses en La Habana y su contraparte cubana en Washington, D. C., se convirtieron en embajadas.
2. Uno de los principales legados por el que los presidentes Barack Obama y Raúl Castro Ruz serán reconocidos en la historia universal, es por haber iniciado las acciones necesarias para dar fin a un conflicto que polarizó el escenario de la diplomacia internacional, y de manera particular el latinoamericano, durante más de cinco décadas.
3. Los pasados días 20 a 22 de marzo, el presidente Obama, acompañado de su familia, fue recibido en visita de Estado en Cuba por el presidente Raúl Castro Ruz. Se trata de un encuentro de gran importancia estratégica geopolítica, y de la primera visita de un presidente estadounidense a La Habana en casi noventa años.
4. En el Palacio de la Revolución se reunieron ambos mandatarios con la intención de romper barreras que permitan dar mayor celeridad a la normalización de las relaciones económicas, financieras y comerciales entre las dos naciones.
5. Un gran obstáculo para ello es el embargo impuesto por la Unión Americana a Cuba desde 1960, que se vio reforzado en 1992 por la Ley Torricelli y en 1966 por La Ley Helms-Burton que prohíben a los estadounidenses comerciar, viajar y enviar remesas a la isla, con penas como cárcel y multas económicas considerables.
6. A 15 meses del acercamiento entre La Habana y Washington se han suscrito algunos acuerdos que ya están funcionando, y se anunciaron otros más relacionados con salud, agricultura y lucha contra el narcotráfico. Las principales diferencias se encuentran en el embargo todavía en vigor que corresponderá al Congreso estadounidense eliminar. Como bien afirmó el primer mandatario cubano: “Destruir un puente es tarea fácil, reconstruirlo sólidamente es una tarea más larga y difícil”.
7. Ambos mandatarios coinciden en que existen profundas diferencias que dividen a Cuba y a Estados Unidos, especialmente de carácter ideológico; sin embargo el respeto a esas diferencias y a las decisiones internas de cada país les permitirá vivir hacia delante “de manera más civilizada”, como afirmó el presidente Obama.
8. Cuba cuenta con una excepcional economía del conocimiento lo que le va a permitir alcanzar un desarrollo acelerado en las tecnologías de la información y comunicación y la industria biotecnológica. Google va a abrir un centro tecnológico de última generación, con acceso gratuito a internet a una velocidad 70 veces mayor a la que tiene alcance el pueblo cubano actualmente.
9. Gran admiración causó a la señora Obama el nivel de paridad de género alcanzado en Cuba: El 100% de las niñas y adolescentes asisten a la escuela de manera obligatoria hasta el noveno grado, las mujeres constituyen el 48% de la fuerza laboral y perciben salario similar por trabajos de igual valor, representan el 49% del Congreso y el 45% del Consejo de Estado y gobiernan nueve de las 15 provincias.
10.Ambos mandatarios reconocen que falta mucho camino por recorrer pero se ha dado inicio a un proceso irreversible que hermana a dos pueblos de América. Nos congratulamos.

No hay comentarios.: