jueves, 24 de marzo de 2016

Violencia y crimen reducen diversificación económica en México: Harvard

Ciudad de México.- Los efectos de los altos índices del crimen y violencia en México se reflejan en la reducción de la diversificación económica, la muerte de las industrias complejas y el favorecimiento a la concentración, según el estudio “El impacto de la delincuencia y la violencia en la diversidad del sector económico” de Viridiana Ríos, investigadora de la Universidad de Harvard.
Presentado durante la tercer evaluación anual sobre la seguridad en México organizada por el Woodrow Wilson Center de Washington D.C., la investigación asegura que por cada incremento de 22% en las tasas de homicidio se observa una reducción que elimina un sector económico en México”.
Por cada aumento de 10% en la tasa de homicidios en el país crece 0.5% el desempleo de la región afectada. “El desempleo actualmente en México es de 5%, por lo que por cada 10 puntos de aumento en las tasas de homicidios, se tendrá medio punto extra en el desempleo”, alertó.
Publicado también en la página de internet de la Universidad de Harvard, el estudio de Ríos asegura que un aumento de 9.8% en el número de organizaciones criminales “es suficiente” para eliminar un sector económico.
“Efectos similares se pueden sentir si las tasas de homicidios aumentan en más de un 22.5% o si la violencia relacionada con pandillas aumenta en 5.4%”, explicó la autora.
Según el panorama expuesto en el estudio, en México operan 13 organizaciones de tráfico de drogas desde hace unos 19 años en 713 de los 2 mil 441 municipios del país.
A partir de 2010, de ese total 444 de los municipios con narcotráfico tenían más de una organización criminal en operación simultánea.
De acuerdo con la especialista Viridiana Ríos en México “la violencia está matando a las industrias que son complejas… En aquellas regiones que son muy violentas la complejidad no puede florecer”.
Sin embargo, consideró que pese a la violencia, el país puede seguir creciendo, pero no en los sectores donde se necesita, por ejemplo, el eléctrico, el minero, el de la construcción, las grandes corporaciones, las compañías de extracción de gas y los medios de comunicación.
En el caso de la minería, el gas y las grandes corporaciones, dijo, no se preocupan por la violencia ya que contratan seguridad privada o “interiorizan” los costos en la función de la producción.
Por el contrario, añadió, los sectores de comercio minorista y mayorista, industria textil y alimenticia, hotelero, educativo, de transporte y salud son vulnerables al crimen y a la violencia.
En este último grupo económico, aseguró la autora, se tienen menos obstáculos para trasladarse a otras zonas del país, resisten menos la violencia, por lo que tiene una mayor probabilidad de dejar una zona de conflicto.
Incluso, ubicó al sector minorista y el del turismo como los que tienen más probabilidades de ser blanco de las organizaciones criminales y, por lo tanto, se vuelven menos  resistentes a la violencia.

Proceso

No hay comentarios.: