viernes, 1 de abril de 2016

En sesión disipada en San Lázaro un bebé votó sobre bancos de leche

Ciudad de México.- La escasez de temas relevantes de trabajo en el pleno de la Cámara de Diputados dio rienda suelta a los legisladores a ignorar en gran cantidad de ocasiones las propuestas que se llevaron a la tribuna camaral. Una escena recurrente fueron las reuniones que en distintas áreas de las curules celebraban los representantes populares. Y tal ociosidad y pérdida de tiempo tuvo su mejor nota cuando un bebé fue cargado por varios legisladores en el área que ocupa el Partido Verde.
Resulta que a la diputada de ese partido Adriana Zarur se le ocurrió llevar al pleno a su hijo. Gustosa permitió que cuanta legisladora o legislador se lo pidiera cargara al infante. El pequeño, apapachado, fue testigo involuntario al momento de votarse una iniciativa en materia de salud para que aquellas entidades que cuenten con hospitales de servicios neonatales destinen un área específica a un banco de leche.
En ese momento, cuando la mesa directiva preguntó si se estaba de acuerdo con el contenido del dictamen, el diputado Fidel Kuri (propietario del equipo de futbol Veracruz) mantenía en sus brazos al bebé, y entre risas alzó al niño y levantó su bracito en señal de voto del dictamen oficial.
Así, en medio de risas y de palabras candorosas destinadas al bebé, éste continuó siendo el niño más abrazado de la tarde y mantuvo ocupados a gran cantidad de legisladores.
En ese contexto relajado el diputado del PRI Francisco Saracho Navarro presentó una iniciativa para abreviar el tiempo y los procesos de divorcio. El objeto de la propuesta se fundó en que el enlace entre dos personas se disolverá cuando uno de los dos cónyuges manifieste que ya no desea continuar viviendo en pareja.
Gran cantidad de los presentes en el salón de plenos sonrieron con benevolencia ante la propuesta, y uno de ellos comentó a un grupo de reporteros: ‘‘Así me la ponen fácil, mi voto para esa iniciativa’’.
Ayer en San Lázaro la sesión ordinaria comenzó con el menor quórum de los registrados en el presente periodo, pues a las 11:40 se habían presentado 275 legisladores (de un total de 500). En las últimas semanas el número de quienes acuden a su labor en el órgano camaral se viene reduciendo, y para resolver tal entuerto la mesa directiva ha aplicado una solución salomónica para evitar el reclamo de los faltistas y de aquellos que llegan, por costumbre, tarde.
Como el pago de la dieta se hace, no sólo por el registro de asistencia sino por la votación digital, la presidencia mantiene abierto el tablero hasta una hora después del inicio de la sesión.
Con ello los legisladores llegan tarde y las votaciones registran conteos disímbolos. Por ejemplo, ayer la votación de los bancos de leche alcanzó un total de 422 diputados a favor. Y en la siguiente votación, en una reforma en materia de deporte, el número bajó a 385.

No hay comentarios.: