viernes, 24 de junio de 2016

PLUMA NEGRA

Por: Jose Calzada

RUTA DE ANULACION
JUSTICIA A MAJA

En la nueva legislación electoral veracruzana armonizada con la federal, el Organismo Público Local Electoral (OPLE) calificó ya la elección para gobernador y diputados locales de Veracruz ya no el Tribunal Electoral del Estado, sin embargo, el camino de las impugnaciones alcanza hasta la Sala Superior del Tribunal Federal Electoral, la apuesta del MORENA y el PRI para revocar los resultados que otorgan el triunfo al PAN y su aliado el PRD.
Aunque el OPLE otorgó ya constancia de mayoría Miguel Ángel Yunes Linares, éste mantiene el insomnio por las dos impugnaciones que enderezaron MORENA la coalición Para Mejorar Veracruz que encabezó el PRI por presuntas irregularidades que documentaron ante el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz.
El tribunal estatal tiene hasta el 31 de agosto para analizar y dictaminar las impugnaciones presentadas por la elección a gobernador y algunos diputados, de ahí, los impugnadores tendrán el derecho de acudir a la Sala Regional del Tribunal Federal Electoral y en caso de resultados no satisfactorios, acudir a la Sala Superior, lo cual implica una ruta que puede terminar en noviembre, y también, una defensa del candidato ganador de la elección de acuerdo al OPLE.
En estas circunstancias, Miguel Ángel Yunes Linares se encuentra inquieto y busca todos los días mantenerse en los medios de comunicación para legitimarse como gobernador bajo la misma estrategia de su campaña, el odio y la venganza por encima de la propuesta.
Y es que si bien es cierto que en lo que va del proceso electoral, Miguel Ángel Yunes obtuvo más votos que los candidatos de los otros partidos, también es cierto que perdió unos 200 mil en comparación con los que logró en las urnas hace seis años, cuando disputó la gubernatura con Javier Duarte de Ochoa.
Así pues, antes de instalarse en la silla del Ejecutivo, Miguel Ángel Yunes Linares deberá esperar las sentencias de los tribunales en tres etapas, con el riesgo de una revocación del acta que le entregó el OPLE como gobernador electo.
Por su parte, las dos impugnaciones del PRI y de MORENA,  partidos con mayor número de votos para la gubernatura después del ganador, no están dispuestos a quitar el dedo del renglón.
El PRI, documentó que existen errores e inconsistencias evidentes en los distintos elementos de las actas de escrutinio y cómputo que no se pueden corregir ni aclarar con otros elementos objetivos en poder del consejo distrital y también la existencia de votos nulos que son mayor a la diferencia entre los candidatos que ocupan el primero y el segundo lugar.
Mientras que el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), señala que la federación operó políticamente para permitir el movimiento de votos a favor del Partido Acción Nacional, ganador de la contienda, y también a favor del Revolucionario Institucional.
Entre las regularidades que se asientan en la impugnación, está la diferencia que existe entre los datos del Programa de Resultados Electorales Preliminares y los cómputos distritales, pues de acuerdo con el partido fundado por Andrés Manuel López Obrador, hay una diferencia de 300 mil votos.
Los partidos políticos han puesto a los mejores abogados para buscar desde el Derecho revertir una elección que nació con escasa credibilidad desde la propia creación y designación de funcionarios del OPLE.
La respuesta de los veracruzanos fue clara en su participación, apenas el 52 por ciento de participación de la lista nominal acudieron a las casillas instaladas el pasado 5 de junio a lo largo y ancho de Veracruz.
EL proceso electoral 2015-2016 para la renovación de los poderes Ejecutivo y Legislativo de Veracruz concluirá cuando se dictaminen todas las impugnaciones presentadas por los partidos políticos, sólo entonces, los veracruzanos tendrán bien definido a su próximo gobernador de dos años.
PERRITA MAJA
La modificación al artículo 264 Bis del Código Penal del Estado en el Congreso Local de Veracruz en el 2014,  se cristalizó en el sur del estado con la sentencia a un sujeto por maltrato animal.
El caso se dio en agosto del 2015 en Moloacán, en el sur de Veracruz, cuando un sujeto maltrató salvajemente a la mascota de una familia, una perra llamada Maja, los dueños denunciaron pero el Ministerio Público no procedió, por tratarse de una animal, sin embargo, presionaron hasta lograr que la autoridad interviniera.
Un año después, el responsable Ausencio Esteban Guzmán, quien fue el autor del delito de maltrato animal, recibió sentencia este miércoles para estar en la cárcel 18 meses.
Las reformas al Código Penal de Veracruz hicieron posibles penas privativas de la libertad a quienes maltraten a los animales en el estado de Veracruz, no sólo a mascotas, sino todo tipo de animales, esta sentencia de una jueza en el sur de Veracruz, seguramente sienta las bases para que los ciudadanos fomenten su valor en la denuncia y la confianza en la aplicación de la ley para quienes maltraten a los animales.

No hay comentarios.: