martes, 23 de agosto de 2016

Transportistas de Atenco que vendieron tierras, desplazados de obras del NAICM

Estado de México.- Más de 150 transportistas, la mayoría ejidatarios e hijos de campesinos que vendieron sus tierras para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) y compraron camiones con la promesa de que trabajarían en el acarreo de materiales de la obra, bloquearon ayer la carretera federal Texcoco-Lechería y denunciaron que el gobierno federal no les dio trabajo y fueron desplazados por sindicatos de otros estados.
Los choferes se apostaron ayer a las 8:30 horas en ambos sentidos en la vía citada, en San Salvador Atenco, donde estacionaron camiones pesados con mantas en las que se leía "(presidente Enrique) Peña Nieto: nos ilusionaste con el progreso, compramos nuestros carros con la venta de nuestras tierras y hoy nos desconoces".
Explicaron que más de 150 campesinos de Atenco compraron igual número de camiones pesados para trabajar; sin embargo, los vehículos están parados. "Somos hijos de ejidatarios que vendieron sus tierras, con la promesa de que nos iban a dar trabajo, pero caímos en el juego", reprocharon.
“Hicimos una inversión de 500 o 700 mil pesos por unidad. Sabemos que hay trabajo, pero se da preferencia a otros sindicatos y cuando nos contratan nos jinetean el dinero. Hemos sido estafados, no nos pagan lo justo”, dijeron.
Los transportistas exigieron respuesta a Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México y al gobierno federal. El bloqueo mantuvo paralizado el tráfico en por lo menos 10 kilómetros a la redonda, hacia Texcoco y Ecatepec.
Agentes de la Policía Federal en tres unidades, y cuatro elementos de la policía estatal acudieron al lugar de la protesta, que duró más de 12 horas.
Muchos de los inconformes tienen vínculos con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y actúan como grupo de choque en protestas contra los campesinos del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), que a su vez se oponen al nuevo aeropuerto.
El FPDT se deslindó del cierre de la carretera. En un boletín acotó: “Estos sindicatos y sus grupos de choque (como Antorcha Campesina) son los mismos que nos desalojaron del campamento de Tocuila el pasado 19 de agosto. Esta es una más de las estrategias del PRI (Partido Revolucionario Institucional) para confundir a la población.
"Denunciamos ante la nación y el mundo que el gobierno mexicano, encabezado por Enrique Peña Nieto, tiene más de 15 años implementando diversas formas y estrategias de terrorismo de Estado, como la represión perpetrada los días 3 y 4 de mayo de 2006. Esta violencia de Estado ha sido velada y sistemática, así como la corrupción, la mentira, la intimidación, las amenazas, el soborno y el acoso constante a los ejidatarios (cierre de pozos de riego, asambleas ilegales, arbitrariedades en el proceso legal, etcétera), para concretar el despojo", sostuvo el FPDT.
En tanto, en la zona ejidal de Tocuila, Texcoco, un grupo de al menos 100 golpeadores presuntamente contratados por las empresas Lince y Cypsa Vise, quienes el pasado viernes desalojaron a campesinos del FPDT, acudieron este lunes armados con palos y tubos a proteger la construcción de la autopista Pirámides-Texcoco del NAICM.

La Jornada

No hay comentarios.: