jueves, 13 de octubre de 2016

Dormir bien: fuente de juventud eterna

•Una persona que no duerme suficiente tiene una piel que no irradia salud, se estresa con facilidad y siempre está cansada.
•Dormir mal produce radicales libres que son dañinos para el organismo y causan envejecimiento prematuro

Ciudad de México.- Si has invertido en tratamientos de belleza, dermatológicos, cremas, spa, control de peso, cirugías, gimnasios y persiste el  cansancio o el mal aspecto físico, tal vez debes reorientar la estrategia y saber que el dormir bien puede darte belleza y la fuente de la eterna juventud.
"Dormir es una función básica del organismo, por lo que es recomendable realizarlo en el tiempo adecuado. Dormir bien produce bienestar físico y buen estado de salud, ya que durante el sueño la piel y los órganos vitales se renuevan, se eliminan células muertas, pero también éstas nacen y crecen", afirmó el doctor Reyes Haro Valencia, director del Instituto Mexicano de Medicina Integral de Sueño (IMMIS).
Por el contrario, indicó, se sabe que dormir mal provoca despertar sin la energía necesaria para el desempeño de las actividades diarias, deteriora el aspecto físico ocasionando rigidez facial como ceño fruncido, líneas de expresión y ojeras. De igual manera, la piel refleja los efectos de la falta de sueño y se pone opaca, al igual que el cabello pierde su brillo natural, los ojos suelen irritarse y todo lo mencionado provoca una apariencia general diferente.
Las personas que duermen menos de lo requerido por el cuerpo o que presentan algún trastorno de sueño desarrollan cambios en su aspecto físico; éstos serán tan prolongados como persista el mal dormir y, además, puede provocar enfermedades físicas, advirtió el especialista.
¿Qué es el sueño?
El Dr. Haro Valencia destaca que el sueño es un proceso dinámico durante el cual la mente y nuestros órganos internos están activos. Hay cuatro etapas distintas durante el sueño y cada una de ellas es importante, puesto que tienen funciones diferentes, por ejemplo, se sabe que la tercera etapa es necesaria para la restauración  física, aquí se produce la hormona del crecimiento, necesaria para promover la formación de nuevas células en el cuerpo y la piel, ésta es otra de las razones por la que se debe dormir en la forma más adecuada posible.
Dormir menos tiempo del necesario no se expresa correctamente en esta etapa, situación que impide regenerar el organismo y que la gente se vea y se sienta mal al día siguiente de un dormir alterado.
Reyes Haro abundó que otra razón que refleja la falta de sueño sobre la expresión física es que la privación de sueño produce radicales libres que son dañinos para el organismo, causando envejecimiento prematuro.
Además de producir hormonas importantes para el funcionamiento del organismo, durante la noche el cuerpo elimina desechos, se recupera del estrés diario y descansa. Si no se duerme lo suficiente estas funciones se alteran. Una persona que trasnocha frecuentemente ya sea por trabajo, placer o sencillamente por no poder dormir tiene una piel que no irradia salud, se estresa con facilidad y envejece en forma prematura.
Los efectos de la falta de sueño son similares al envejecimiento. Los niveles de cortisol y glucosa aumentan con la deuda de sueño, esto puede provocar presión arterial elevada, diabetes, sobrepeso  y obesidad.
Finalmente, el especialista dijo que existe la inquietud en relación al tiempo que se debe dormir cada noche, si bien la respuesta depende de cada individuo, en general se recomienda que una persona adulta en etapa productiva debe dormir de 7 a 8 horas, mientras que los adolescentes deben dormir 9 horas. Dormir el tiempo adecuado da un mejor aspecto físico.
En conclusión, dormir adecuadamente es imprescindible para verse y sentirse bien al día siguiente.

No hay comentarios.: