martes, 22 de noviembre de 2016

La preocupación de Eruviel: el nombre del NAICM y olvida las afectaciones

Estado de México.-  Hace apenas unos días el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas solicitó públicamente al secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, que la nueva terminal área que se edifica en los terrenos del ex lago de Texcoco sea bautizada como el Aeropuerto Internacional de México.
Y es que según Ávila Villegas no puede llamarse Nuevo Aeropuerto Internacional de la ciudad de México, como se contempló en el proyecto original, siempre y sencillamente porque se ubicará en territorio mexiquense y no en la capital del país.
Asimismo dio a conocer que varios empresarios del ramo de la construcción le han comentado por qué no promovía que la nueva terminal aérea se reconozca como el aeropuerto del estado de México, lo cual no le desagradó, pero reconoció que tampoco quiere entrar en conflicto con el jefe de gobierno de la Ciudad de México.
“La verdad, a mí me gustaría que se llamara Aeropuerto Internacional del Estado de México, porque  se construye en el estado de México, pero para no entrar en polémica con mi amigo el jefe de Gobierno, (Miguel Ángel Mancera) que no sea ni del Estado de México ni de la Ciudad de México, que se quede como Aeropuerto Internacional de México”, dijo durante  la reunión anual de comunicaciones y transportes de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción.
Por su parte Ruiz Esparza tomó nota de la petición pública y señaló que el gobierno federal habrá de considerar el planteamiento hecho por Eruviel Ávila pero tampoco prometió nada.
Recordemos que según registros oficiales, las secretarías de Comunicaciones y Transportes (SCT) y de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) litigaron intensamente ante el Poder Judicial para lograr la negativa de suspensión, medida que hubiera sido devastadora para el NAICM, que contempla 21 paquetes de licitaciones por 95 mil millones de pesos.
El amparo del que derivó la solicitud de suspensión fue promovido en enero por al menos 76 vecinos de San Salvador Atenco, San Francisco Acuexcomac, San Miguel Tocuila, San Felipe, San Luis Huexotla, San Cristóbal Nexquipayac, La Magdalena Panoaya y Zapotlán.
De acuerdo con la demanda, el proyecto para el NAICM viola derechos humanos de no discriminación, consulta previa a las comunidades sobre obras públicas de infraestructura, acceso a un medio ambiente sano y al agua, vivienda digna e integridad personal, entre otros, pero pareciera que para nuestro gobernador es de mayor importancia el nombre de esta obra.


No hay comentarios.: