lunes, 12 de diciembre de 2016

PLUMA NEGRA

PROPUESTA CRUEL DEL PAN
PARTIDOS EN QUIEBRA
 
Por: José Calzada

El 28 julio del 2016,  el Entonces diputado local Juan Eduardo Robles Castellanos del PVEM, presentó la iniciativa con proyecto de Decreto para adecuar la Ley de Bienestar Animal para el Estado de Veracruz para prohibir espectáculos circenses, vaquilladas, novilladas, peleas y fiestas patronales donde se utilicen animales y esté en riesgo el bienestar de las especies. A un mes de tomar protesta los nuevos diputados del PAN proponen derogar esa prohibición para fomentar las peleas de gallos con fines lucrativos, es decir, retroceder e ir en contra de la vida animal.
En España incluso se debate ya la caducidad de las tradicionales pamplonadas, es decir, la tendencia es mundial en los nuevos esquemas de organización social que privilegian la vida de especies de flora y fauna como parte de modelos sustentables. El pleno de la Cámara de Diputados aprobó prohibir y sancionar hasta con cinco años de cárcel y multas de 15 mil pesos a quien organice, promueva o asista a peleas de perros. El dictamen, que fue turnado al Senado, también señala que se incluirán como delito y se sancionará con 6 meses a 54 años de prisión, y el equivalente de 200 a dos mil días de multa, a quien posea, críe o entrene un perro con el propósito de hacerlo participar en actividades que involucren una pelea, con fines de lucro y que a quien ocasione que menores presencien estos encuentros.
En el Congreso de Veracruz, esta semana el diputado local del PAN, Luis Daniel Olmos Barradas propuso derogar de la Ley de Bienestar Animal del Estado de Veracruz los artículos que prohíben las peleas de especies animales al argumentar que la cría de gallos de pelea y los palenques generan  una derrama económica por más de 8 mil 600 millones de pesos al año en Veracruz, pero no dijo cómo calculó esa derrama si se toma en cuenta que la mayoría de esas actividades se hacen en la clandestinidad.
El PAN busca eliminar el artículo que establece las causales de crueldad y maltrato, entre ellos pelea entre animales, pamplonadas, embalse y otros como las vaquilladas.
Así que, mientras Veracruz cuenta con una legislación de avanzada en la protección animal que por cierto, no se hace respetar en su totalidad por parte del Ejecutivo y que México se une a países como Chile, Estados Unidos y Suiza, que tienen sanciones específicas para las personas que fomenten actividades de crueldad  contra las especies animales, en Veracruz se pretende una regresión con el único argumento de generar dinero.
La ley propuesta por el PVEM y aprobada por los diputados locales de la pasada Legislatura, faculta a las secretarías de Salud, de Seguridad Pública, de Educación y la Fiscalía General para tener competencia del tema para garantizar el bienestar animal, pero ahora, el diputado del PAN, movido por intereses que lo incitaron a promover un retroceso a la ley para fomentar las peleas de animales con fines de lucro.
En lo único que tiene razón el Grupo Legislativo del AN es en que el gobierno debe ofrecer condiciones de desarrollo económico para los diferentes sectores de la población, incluidos los que se dedican a la cría de gallos de pelea, en su condición de diputados del mismo partido en el Ejecutivo, tiene el deber de exigir ese desarrollo pero con respeto a los animales.
QUIEBRAN A PARTIDOS POLÍTICOS
Los partidos con representación en el Consejo General del OPLE en Veracruz ya ven como un complot la retención de las prerrogativas por parte del gobierno de estado, que el pasado 5 de diciembre acumularon un retraso de tres meses y que mantiene maniatadas a las organizaciones políticas en su operación.
Los representantes de los partidos obligaron esta semana al consejero presidente, Alejandro Bonilla Bonilla  a recrudecer las acciones mediáticas y legales para exigir el cumplimiento de las ministraciones en pleno arranque del proceso electoral local para renovar las 212 alcaldías veracruzanas.
Fue así como el tambaleante secretario de Gobierno, Rogelio Franco se vio obligado a recibir al Consejo General del OPLE pero nada pudo hacer, en virtud de su escasa experiencia y falta de una respuesta creíble, el OPLE obligó a una reunión con la titular de la Secretaria de Finanzas y Planeación, Clementina Guerrero quien ofreció un abono de saliva y la promesa de que antes de que termine el mes habrá un depósito, los miembros del OPLE confían en que la pesada funcionaria no escoja el día 28 para cumplir.

No hay comentarios.: