jueves, 15 de diciembre de 2016

PLUMA NEGRA

DELINCUENCIA DECEMBRINA
MENOS PARASITOS 
 
Por: José Calzada

En los primeros 14 días del nuevo gobierno de Veracruz, se marcan con diversas expresiones de delincuencia a lo largo y ancho del estado sin que el nuevo tinturar de la Secretaria de Seguridad Pública, Jaime Téllez María ofrezca un operativo de contención eficaz o al menos creíble para los ciudadanos que estaban cansados de delincuentes comunes, organizados e "institucionales". Los actos de violencia han dejado una ola de sangre y muerte, también afectaciones a patrimonios de empresas y familias, además de daños colaterales, pero sobretodo abonado a una incertidumbre que ya nadie quiere y que todos esperaban disminuir con la nueva administración.
Aunque la justificación de Téllez Maríe es que ahora, los delitos si se contabilizan y reconocen, porque se dejaron de maquillar las estadísticas, lo cierto es que esas declaracionitis en nada ayuda para recuperar vidas, salvar rehenes o patrimonios que son objetivos de la delincuencia.
La carta de presentación del titular de la SSP,  fue espectacular apenas 24 horas después de la toma de posesión de su jefe, en la ex  Hacienda El Faunito Téllez Maríe encabezó un operativo junto con elementos de la PGR para decomisar la propiedad al ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, pero en ese operativo el titular de la SSP no fue la estrella, sino el propio gobernador quien realizó de manera personal y con sus propios métodos los trabajos de investigación para recuperar lo que pertenece a los veracruzanos.
Aún en medio de los aplausos al nuevo gobierno, empezaron las expresiones de la realidad ajena a la guerra contra Duarte y sus cómplices, Veracruz no sólo tienen delincuentes de cuello blanco,  las bandas del crimen organizado lanzaron su primer mensaje el día 3 de diciembre en extraños enfrentamientos en los que participaron desde policías estatales, fuerzas federales y se presume dos grupos de delincuencia organizada con un saldo de 20 muertos en 48 horas de hostilidades, u supuesto cargamento de droga y tiros de gracia.
La presencia de grupos delincuenciales de grueso calibre en Veracruz no es nuevo el 7 de noviembre de 1991 al menos siete agentes de la PGR perdieron la vida bajo las balas de soldados del Ejército Mexicano al servicio de un grupo de narcos que movían una avioneta con más de 300 kilos de cocaína en el Llano de la Víbora, del municipio de Tlalixcoyan.
Hoy la delincuencia nuevamente está desatada, el pasado martes 13, se contabilizado al menos 12 muertes violentas de personas que se negaron al secuestro, enfrentamientos y asaltos con violencia.
La continuidad en los índices de delincuencia parece no tener freno y es transexenal, el mismo 3 de diciembre se registró el asalto a un banco en un centro comercial de El Coyol en el Puerto de Veracruz. Hasta las escuelas reportan robos.
El miércoles 14 de diciembre fue asaltado un banco en el municipio de Cuitláhuac, más tarde el Coppel de Córdoba y también una juguetería en pleno Costa de Oro en Boca del Río, entre los actos más significativos y escandalosos pero muchos otros no se ventilaron en los medios de comunicación, tampoco se observa la contención o medidas que inhiban a los delincuentes, todo parece que se trata de un reto a la nueva autoridad que no supo cómo actuar en sus primeros días en la responsabilidad.
La cereza del pastel fue el robo de 1.5 millones de pesos que este miércoles fueron arrebatados por delincuentes a una empresa portuaria de Veracruz. De los responsables ni pistas.
MENOS PARÁSITOS
El Tribunal Electoral de Veracruz (TEV) confirmó el acuerdo por el cual se declaró la pérdida del registro de los Partidos Alternativa Veracruzana (AVE) y Cardenista (PC), al no alcanzar el 3 % de votos en las elecciones pasadas, por lo que no tendrán acceso a recursos públicos para participar en las próximas elecciones locales.
Los dos partidos estatales creados ex profeso para ofrecerse como franquicia para postular candidatos de otros partidos, ahora se enfrentan a su realidad, quienes los operaban y obedecían a intereses de otros partidos o grupos de poder ahora son desempleados.
En los comicios para elegir gobernador, y distritales de la elección de diputados locales, AVE consiguió 32 mil 876 votos en los primeros, es decir, 1.07 % del total; mientras que en los segundos, alcanzó 72 mil 173 sufragios, que representan el 2.37 % del total con ello, los veracruzanos expresaron su indiferencia a los ladinos que se apoderan de un partido para manejar sus intereses y cotos de poder.
La irrisoria cantidad de votos significan sí una expresión democrática, pero también un repudio a esquemas obsoletos de hacer política, como  el logrado por el diputado Vicente Benítez en Catemaco. Una verdadera vergüenza.

No hay comentarios.: