martes, 10 de enero de 2017

Seis 'cartuchos quemados' quieren 'revivir' al PRI veracruzano

Xalapa, Ver.- Succionaron durante años de la ubre presupuestal; se dieron la gran vida y a costa del erario traían secretarios, “guaruras” choferes, a los que usaban hasta para llevar a sus cónyuges a hacer el mandado al super o llevar a los hijos a la escuela o al “reven”; nunca se preocuparon realmente de la suerte del partido -el Revolucionario Institucional- que les dio la oportunidad de acceder a toda una vida de privilegios y canonjías, ni siquiera se sabe que alguno de ellos hayan dado realmente cuota alguna en agradecimiento y apoyo al instituto político que los sacó de la nada y les dio cargos, poder y riquezas, más bien prevaricaron con ello, lo mismo poniendo panaderías cuyo producto era vendido a las instancias en las que eran jefes.
Por ejemplo, que usando recursos oficiales para convertirse en prósperos “agricultores”; algunos hasta llegaron a ser “enemigos” por estar en equipos opuestos en busca de una alcaldía, uno favorecido por el “dedazo” del gobernante en turno que lo impuso “ad ovum”, sin importarle que el otro realmente contaba con el apoyo real de los sectores priístas, pero resulta que ahora son “uña y mugre”, uno porque cayó de la gracia de quien ahora gobierna, y el otro porque sobre él pende como espada de Damocles el señalamiento de jugosos negocios a costa de la salud de miles y miles de ciudadanos, aunque jure que nada es cierto y son rumores malévolos para “perjudicarle”.
Dos fueron alcaldes, uno diputado federal, otro subsecretario, todólogos, pero realmente nadie los recuerda por haber hecho algo a favor del PRI al que dizque quieren “revivir” quizá para volver a disfrutar de las delicias del poder.
Por lo pronto, han ido a un café cercano al Palacio de Gobierno a tomar un lechero y esperar que algún inocente reportero, de esos que gorrean el café y la “bomba” con mantequilla y gustan de las entrevistas en manada, de esas en las que no hay nada de exclusivo y sí mucho manoseo -en la capital del país a eso le llaman “cosecha” que entre todos se reparten perdiendo con ello el interés por la nota exclusiva, única y cayendo en la aburrida uniformidad- les haga el juego y vuelvan a salir en las portadas de los diarios impresos o virtuales, esos para los cuales ya no son noticia, aunque esperan que su “cruzada” para rescatar al otrora invencible partido sea noticia de ocho columnas.
Pobres Juan Antonio Nemi Dib, Juan Herrera Marín, Luis Sardiña Salgado, Carlos Rodríguez Velasco y José Luis González García.

Gbts

No hay comentarios.: