jueves, 2 de marzo de 2017

PLUMA NEGRA

LOS GARCÍA SIGUEN DE FIESTA
VERACRUZ CUBIERTO DE MIEDO
NO LES LLEGARON AL PRECIO
 
Por: José Calzada

Conocidos como los Tres García, Ricardo García Guzmán y sus hijos Ricardo y Rodrigo García Escalante se adueñaron de Pánuco con el poder político y hasta delincuencial, según la visión de Miguel Ángel Yunes Linares de hace apenas unos meses. Los García han militado en diversos partidos, pero siempre con una habilidad de traición para brincar de un lado a otro.
En mayo del 2016, como candidato a gobernador Miguel Ángel Yunes Linares acudió a Pánuco y ahí arremetió sin piedad contra la familia de los políticos con ese apellido. Para empezar acusó de “tapadera de Javier Duarte” a Ricardo García Guzmán con su nombre y apellido pero sobretodo con firmeza aseguró que el entonces contralor fue colocado en ese cargo para tapar el saqueo y corrupción de Javier Duarte de Ochoa y todos sus fun-cionarios que participaron del pastel del presupuesto público.
Con todo el rigor de la campaña y con información privilegiada, Yunes Linares colocó a García Guzmán como un cómplice del duartismo y le advirtió la aplicación del peso de la ley, una vez que alcanzara el Poder Ejecutivo.
Del actual alcalde, Ricardo García Escalante el candidato a gobernador señaló que como alcalde es aliado de la delincuencia y se ha robado el dinero de los panuquenses que se gasta en los mejores restaurantes de Boca del Río.
Se les acabó la fiesta señores Guzmanes dijo Yunes en Pánuco al referirse al entonces aspirante a la diputación local por el Distrito I de Pánuco, Rodrigo García Escalante quien por cierto con esa fuerza del dinero de los panuquenses y sus alianzas con la delincuen-cia ganó la elección al PAN y se convirtió en diputado por el Partido Verde.
Los veracruzanos dieron por hecho que al llegar Yunes Linares al gobierno del estado, en efecto los García recibirían un castigo ejemplar. Pero no fue así, esos delincuentes y cómplices de Javier Duarte fueron recibidos como héroes en el Partido Acción Nacional de Yunes.
La hábil negociación del Papá Contralor Tapadera como le llamó Yunes fue sustanciosa, se presume la entrega de información para abrir expedientes en contra de los duartistas genuinos a cambio, ese grupo de los García recibió impunidad y le abrieron las puertas en el PAN.
Esta semana, el Papá Contralor Tapadera se registró como candidato del PAN a la alcal-día de Pánuco.
Por la importancia de los personajes y del municipio, Pánuco se convierte en ejemplo de las mentiras de Miguel Ángel Yunes, de la impunidad y de calidad moral de un gobierno de alternancia que significa más de lo mismo, sólo cambio de colores pero en esencia es incluso, incluyente de esos delincuentes que  prometió meter a la cárcel el actual gober-nador.
VERACRUZ CUBIERTO DE MIEDO
En Veracruz, hace falta más que la declaración del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong de respaldo al gobierno del estado y que el espectáculo de las patrullas de la Gendarmería Nacional en un acto de parafernalia en las calles de la Ciudad de los 30 Caballeros. En Veracruz se requiere de la fuerza del estado pero con inteligencia para llegar hasta el corazón de la delincuencia que en los últimos diez años, involucró a buena parte de la sociedad que observó en las acciones al margen de la ley una oportunidad desesperada de subsistir o lo que es peor, una identidad que no ofrece el Estado Mexicano.
En respuesta a la presencia del jefe técnico de las fuerzas armadas del país en la ciudad de Córdoba, la misma noche de su visita en Boca del Río apareció la respuesta de parte de los grupos delincuenciales y con ello, la zozobra entre la población que nada tiene que ver con esos actos pero que es invadida por el miedo al mirar las dantescas escenas que llenan de escalofrío e impotencia.
Las evidencias de que Veracruz es campo de batalla de grupos criminales no se pueden ocultar y tampoco se borrarán con la sola presencia de funcionarios de alto nivel del go-bierno federal. Es también claro que los muertos de la gran mayoría de los eventos de violencia son personas involucradas, pero eso no les quita los veracruzanos o los mexicanos.
El recuento de los muertos por día o por semana es lo menos, la preocupación de los ve-racruzanos es saber cuándo terminará este negro periodo que baña de incertidumbre a la geografía desde Pánuco hasta Las Choapas.
NO LES LLEGARON AL PRECIO
El secreto de Javier Duarte de Ochoa para que el Congreso Local le aprobara todas sus iniciativas con los ojos cerrados no fue la mayoría de diputados aliados, 37 de 50, que significaban Mayoría Calificada en el reglamento legislativo, sino los sobres de billetes que recibían los votantes sin importar que buena parte de las propuestas eran echadas abajo por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Es cierto que el actual Congreso de Veracruz no es aliado del gobernador en turno, es una Legislatura terciada y los principales oponentes son los diputados de MORENA, pero también es cierto que los legisladores de la alianza del PRI tienen precio y condicionaron su voto para aprobar la renegociación de la deuda pública del estado de Veracruz.
El rechazo a la regulación por parte de los legisladores del PRI no tiene que ver con ideo-logías, pues ellos saben bien que es factible endeudar más y más al estado de Veracruz y no pasa nada, el rechazo se debe a que las propuestas de propinas por la aprobación no llenan su apetito.

No hay comentarios.: