miércoles, 15 de marzo de 2017

Texcoco, negocio familiar del alcalde, el nepotismo prevalece

Texcoco, Estado de México.- En el Estado de México, son muchos los municipios dónde los malos manejos, la falta de atención a la ciudadanía y el nepotismo prevalecen dentro de las administraciones  municipales y Texcoco no pasa desapercibido. Higinio Martínez Miranda, actual presidente municipal ha dado mucho de qué hablar  puesto que dentro del Ayuntamiento se dice que más de la mitad de las direcciones están ocupadas y controladas por su propia familia o amigos cercanos, son afirmaciones que los propios trabajadores que “no son amigos” del Presidente expresan con enorme irritación.
Recordemos también que como presidente municipal de Texcoco en 2003, Higinio Martínez construyó el parque de diversiones llamado Apipilpark, en Apipilhuasco, un parque recreativo y privado que cuenta con tres cabañas de lujo, dos restaurantes, alberca y chapoteadero, tirolesa, muro de escalar, área de tiro con arco y canchas deportivas. Además, muchísimos texcocanos tienen conocimiento de que es dueño de la colina de cientos de hectáreas ubicada en Apipilhuasco, al lado de este parque recreativo.
Higinio Martínez, un político que lleva 22 años saltando de un puesto a otro –en tres ocasiones diputado local, senador de la República y presidente municipal–, cuyos únicos resultados palpables se encuentran en su enorme fortuna personal a costa del erario y en la lista interminable de familiares que han formado parte de la nómina municipal.
Cabe mencionar que hace algunos meses la propia página de transparencia del municipio publicó que Texcoco tenía una deuda pública que ascendía a los 450 millones de pesos, situación que Higinio Martínez negó rotundamente escudándose en que había sido un error de sus propios funcionarios, responsabilizando de la deuda que según el alcalde era de 143 millones de pesos a  la administración priista de 2009-2012.
A pesar de ello, este presidente municipal se ha venido ganando el rechazo y reproche de miles de texcocanos, ya que le reclaman exceso de poder, corrupción, nepotismo, y sobre todo el que se hable de que se hace millonario con los negocios como la Feria del Caballo, venta de predios, permisos para construcción de conjuntos habitacionales y desvío de recursos que deberían ser invertidos en las localidades más pobres y marginadas de Texcoco, pues únicamente se ha invertido en el mejoramiento del centro del municipio.

No hay comentarios.: