jueves, 27 de abril de 2017

Proyecto de Bordo Poniente beneficiará a CDMX, NO al Oriente Mexiquense


Nezahualcóyotl, Estado de México.- Hace unos días Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, señaló que la Ciudad de México salvó un difícil obstáculo para llevar a cabo el proyecto de la Planta de Generación de Energía del Bordo Poniente. Puesto que comenzó con una proyección financiera en el tipo de cambio de dólar anterior, cuando vinieron los deslizamientos cambiarios hubo un riesgo de suspender el proyecto porque los apalancamientos y las garantías no estaban sencillas.
Se tuvieron que cumplir con una serie de requisitos en materia de energía para poder ser un proveedor, como lo será esta planta, para poder suministrar la energía a la Ciudad de México.
Dicha planta generadora de energía la cual tendrá un ahorro cerca de 500 millones de pesos para beneficio de la Ciudad de México que también podrán ser destinadas a otras tareas importantes de su infraestructura, así que por todos lados se gana, el gobierno no tiene que desembolsar un solo peso en esta operación, todo es colocado por los inversionistas, inversionistas mexicanos y obviamente también un proyecto avalado por las autoridades del medio ambiente.
La planta de energía eléctrica que será instalada sobre el relleno sanitario del Bordo Poniente utilizará gas metano producido por la basura y gas natural traído de otro lado, en un proceso de cogeneración que alcanzará para cubrir todo el consumo del alumbrado público, monumentos y edificios del Gobierno de la Ciudad de México, con una tarifa preferencial 30% menor a la que se paga actualmente. A partir del gas metano que producen las 70 millones de ton de basura que se tienen acumuladas en el bordo poniente se generarán 508 gigawatts al año, los cuales encenderán las 517 mil luminarias que se encuentran en las calles y darán energía a los mil 700 edificios públicos locales.
El Bordo Poniente no sólo genera contaminación cada minuto. En torno a esa montaña de desechos abundan la marginalidad y la decadencia. De acuerdo con el estudio de grado de marginación por localidad, realizado por el Consejo Nacional de Población (Conapo), las colonias El Sol, Ampliación Lago, Ciudad Lago y Cuchilla del Tesoro, que son las más próximas al relleno sanitario, son las de mayor rezago en el nororiente de la ciudad. Tras varias etapas de funcionamiento, en 2011 cerró la última del vertedero, la cuarta, en un predio de más de 400 hectáreas donde se depositaron 80 millones de toneladas de desechos. Hoy emite alrededor de 1.2 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente al año, que representa el esmog que producen un millón de vehículos diario.
Es en estas colonias donde la pobreza abunda, su principal fuente de empleo es la “pepenada” como los habitantes de ahí le llaman. Carentes de servicios la ironía del proyecto está en que Miguel Ángel Mancera ha decidido poner en el Bordo Poniente una Planta generadora de Energía; cuando colonias aledañas al lugar no la tienen. Pero eso sí, pretende mandar la luz a la CDMX para abastecer monumentos y edificios de gobierno, y gasten un 30% menos en los pagos de energía. Cuando las zonas marginadas de Neza carecen de ésta, también su principal fuente de empleo se verá afectada. Mancera no es para abrir fuentes de empleo locales en dicha planta, ni siquiera para voltear a ver las necesidades del oriente, a menos de que se trate de convenios millonarios en los cuales se vea beneficiado su gobierno.
Si la CDMX se iluminará con basura, es una exigencia que comience aprovechando las miles de toneladas que se encuentran en todo el bordo para llevar energía eléctrica a los mexiquenses, donde de verdad no tienen ni chispa. No donde llegan todos los servicios públicos.
En sus declaraciones subrayó que, "es un ganar-ganar para la Ciudad de México y todos vamos a palpar este beneficio al cambio climático". En efecto un ganar-ganar para el gobierno porque el dinero que se ahorrarán no será destinado para el gasto público, sino como en repetidas ocasiones, para su bolsillo.
Es necesario hacer una revisión sustancial de las necesidades prioritarias de los municipios en el país para reforzarlos y encontrar las oportunidades de desarrollo que permitan realizar un trabajo uniforme, comenzando por beneficiar a la ciudadanía. El mandatario capitalino entiende la suma de esfuerzos como una fortaleza que permite avanzar en temas fundamentales para mejorar la calidad de vida de la población. En esta calidad de vida también entran fuentes de empleo y servicios básicos públicos, los cuales no son prioridad para la zona marginada de Neza, debido a la nula atención que han puesto sus gobernantes, incluyendo al mandatario de la capital.*

No hay comentarios.: