jueves, 4 de mayo de 2017

Afores reciben multas que suman mil 100 millones de pesos

Ciudad de México.- El Pleno de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) logró acreditar la responsabilidad de Profuturo GNP Afore, Afore Sura, Afore XXI Banorte y Principal Afore, así como de 11 personas físicas en la realización de prácticas monopólicas absolutas en el mercado de los servicios de administración de fondos para el retiro (Afores) de los trabajadores en el territorio nacional, y se les impusieron multas que en conjunto suman alrededor de mil 100 millones de pesos.
Los agentes económicos sancionados celebraron acuerdos para reducir los traspasos entre Afores, conducta que disminuyó la competencia que existía entre ellas para ganarse la preferencia de los trabajadores, detalló la Comisión por medio de un comunicado.
La investigación se desprendió del expediente IO-003-2015 que inició desde el 10 de febrero de 2015 y derivó en un Dictamen de Probable Responsabilidad que emitió la Autoridad Investigadora de la Comisión el 18 de febrero de 2016 y el respectivo emplazamiento a las probables responsables entre marzo y abril del mismo año. “En un mercado en donde las inversiones y las comisiones que cobran las Afores están reguladas, los traspasos son una fuente fundamental de competencia.
Al convenir limitarlos, disminuyen sus incentivos a ofrecer un mejor servicio, y eliminan la posibilidad de que los trabajadores puedan premiar o castigar a su Afore según su grado de satisfacción”, detalló la Cofece. ¿Cómo afectaron a los trabajadores estos convenios? La Cofece refiere que debido a que cada trabajador tiene derecho a elegir cuál Afore manejará sus ahorros para el retiro, respetando las restricciones sobre registro y traspaso de cuentas que señala la regulación, en seis ocasiones entre noviembre de 2012 y junio de 2014, directores generales y directores de operaciones de las Afores sancionadas celebraron convenios para reducir el traspaso de cuentas entre ellas, estableciendo montos máximos de traspasos semanales que variaban dependiendo del acuerdo y con esta acción disminuían la competencia. ”
Es decir, al tratarse de un mercado en el cual es complejo modificar el monto de las comisiones y en el que las inversiones están reguladas, las administradoras buscaron incrementar sus utilidades a partir de una reducción de su gasto comercial, el destinado a lograr traspasos de cuentas de los trabajadores, esto a través de concertar entre ellas la reducción de los mismos, disminuyendo así su competencia”, detalla la Comisión.
El objetivo de esta práctica indebida era reducir el gasto comercial, lo que repercutiría en mayores beneficios para las Afores. En 2014, del gasto total de una Afore, el comercial representó alrededor de 34 por ciento, y llegó a ser hasta del 50 por ciento de la comisión cobrada a los trabajadores.
Estas acciones, si bien buscaban reducir los costos de las administradoras, no se vieron reflejadas en una mejor comisión para los clientes.

No hay comentarios.: