jueves, 11 de mayo de 2017

Impulsa antorcha talento de niños músicos de la montaña de Texcoco

Texcoco, Estado de México.- Está integrada por 40 niños y jóvenes de los ocho a los 18 años de edad, todos ellos nativos de Texcoco, la  Banda Sinfónica Infantil y Juvenil de Texcoco “Ixtlilxóchitl Acolhúa” es un proyecto surgido en el año 2013 con la creación de la Escuela de Iniciación Musical de la Montaña, la primera institución musical en Santa Catarina del Monte, con la cual el Movimiento Antorchista y su dirigente Brasil Acosta buscan profesionalizar el oficio del músico en Texcoco.
Para el Movimiento Antorchista es un orgullo impulsar el talento de estos músicos, pues una tarea de nuestra organización es fomentar la práctica y apreciación  del arte para el enriquecimiento de la mente y el espíritu, expuso el líder social.
Con la finalidad de apoyar a los niños y jóvenes que desean estudiar música, en el año 2015, el Movimiento Antorchista entregó a los integrantes de esta agrupación una beca gestionada ante el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) con el objetivo de profesionalizar su carrera musical.
Manuel García Aguilar, integrante de la Banda infantil y juvenil “Ixtlilxóchitl Acolhua”, es un trompetista de Texcoco de 16 años, quien considera la música como una profesión que aleja a los jóvenes del ocio y los ayuda a superarse, señaló.
El director de esta banda, es el nativo texcocano Lidio Duran Aguilar,  maestro en Corno Francés con 30 años de trayectoria y originario de San Jerónimo Amanalco, cuya trayectoria musical la llevó a cabo en distintas bandas nacionales entre ellas la Opera de Bellas Artes, asimismo, ha participado como solista representando a México en Estados Unidos y Suiza.
Entre las obras musicales que interpreta la banda “Ixtlilxóchitl Acolhúa”, resalta Tetzcotzinco, tributo al jardín que en la época prehispánica según cronistas como Fernando de Alba Ixtlilxóchitl era el sitio de recreo preferido del Huey Tlatoani Nezahualcóyotl.
La obra, cuyo autor es el maestro Lidio Duran Aguilar, es un viaje al pasado y busca por medio de los sonidos transportar a los escuchas a un viaje a la época prehispánica, explicó. 
La profesión del músico en la montaña texcocana ha trascendido generación tras generación, por lo que los niños y jóvenes de la Banda Sinfónica Infantil y Juvenil “Ixtlilxóchitl Acolhúa” son herederos de una tradición musical de más de medio siglo, presente en los pueblos de Santa Catarina del Monte, Santa María Tecuanulco y San Jerónimo Amanalco.
A pesar del talento musical que resguardan los habitantes de la montaña texcocana, actualmente Texcoco no cuenta con una banda sinfónica municipal que nos represente en el ámbito cultural, caso contrario al del municipio de Chimalhuacán donde existe una orquesta sinfónica, muy bien equipada, incluso con transporte, algo que no muchas orquestas y bandas pueden presumir,  comentó en entrevista el director de la Escuela de Música de Santa Catarina, Andrés Velázquez.

No hay comentarios.: