miércoles, 14 de junio de 2017

Desigualdad abismal en el salario de los mexicanos contra el de diputados

Veracruz.- En ete año el salario mínimo oficial, establecido por la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, de un trabajador en México oscila en 80.04 pesos diarios, 2,401.20 pesotes mensuales exactos. Que deben alcanzar para alimentos, renta, vestimenta y calzado, más útiles escolares, colegiaturas (en caso de tener hijos); además de pasajes para escuelas y trabajo. En contra parte un burócrata del Gobierno del Estado, de base, gana un promedio diario de 200 pesos diarios.
Un diputado local en Veracruz gana diario, tan sólo por su “dieta” (su sueldo) 4,666.00 pesos diarios, que ascienden a 140,000.00 pesos mensuales.
Además les dan 40 mil pesos mensuales, 1,333 pesos diarios, para sus gastos (viáticos, gasolina, casetas, etcétera). Cuántos mexicanos se parten el lomo 8 horas diarias, para tener ese mismo sueldo (1,333) y a estos Diputados, se lo dan en un día,cuando en muchos casos sólo van a dormir a la Cámara.
Pero si le sumamos los 100,000.00 pesos mensuales más que por cada uno le dan a las diferentes bancadas, tendríamos que les tocan otros 3,333.00 pesos diarios, por lo que redondean un promedio diario de 9,332.00 pesos en números cerrados.
Una diferencia abismal, tan deproporcionado e injusto; aún cuando nos quedáramos únicamente con la cantidad de los 4,666 diarios de su dieta contra los 80 pesos diarios de un trabajador común.
Cuán injusto y ofensivo para la mayoría de los mexicanos es el sistema político.
Por si fuera poco y cuál mentada de madre los Diputados NO PAGAN IMPUESTOS y además reciben a fin de año su aguinaldo equivalente a 40 días o hasta dos meses de su sueldo, que tampoco se les grava.
Resulta una total burla cuando en la tribuna se llenan la boca hablando de transparencia aunque nunca le informan a sus representados de cada distrito cuánto ganan y menos a qué destinan el dinero extra que les dan. Mucho menos invierten ayudando a gente que se encuentra en extrema poreza, por lo menos en cada uno de sus distritos o destinando recurso a comunidades que necesiten de algún apoyo social, educativo,etc. Se vuelven fiscalizadores de todos los demás veracruzanos y hasta de los organismos públicos y, como dijo la diputada Cinthya Lobato Calderón, exigen hacia afuera lo que no practican hacia dentro.
Cuántos diputados redentores sociales de Morena entregan su sueldo, o parte de él, a instituciones de beneficencia pública o de asistencia social, o a causas justas para los pobres. Me llama la atención cómo al dispendio de los recursos de los veracruzanos, propio de los de la “mafia del poder”, no le hacen el feo y en cambio participan de él.
Al parecer no les es suficiente a los diputados con 140 mil pesos que les pagan al mes, cabe destacar que no es lo mismo ganarselo a que se los paguen por ley. Tan insuficiente es lo que ganan como para tener que darles un bono para viáticos incluyendo hasta su telefonía celular y hasta para sus chicles.
140 mil pesos al mes, con esa cantidad un empleado mexicano con su salario mínimo, vive aprox. 58 meses; diferencia tan abismal y frustrante.
Tan difícil les resultaría renunciar a sus 100 mil pesos extras que les dan sus bancadas, para que se invierta al Heroíco Cuerpo de Bomberos, Cruz Roja, centros de salud, asilos de ancianos o casas de cuna... si bien dicen que el día que un bombero, paramédico o un maestro ganen más que un político, ese día habremos crecido como sociedad. 
En Veracruz están fallando y no sólo los diputados, alcaldes y hasta el actual gobernador y si nos vamos más abajo sus policías municipales, se está fallando desde las necesidades básicas de los veracruzanos porque aseguran "no hay dinero". No hay dinero porque todo queda en manos de quienes nos gobiernan, aquellos que sentamos con nuestros votos en una curul, que llevan una vida de lujos, de ricos, mientras que el pueblo vive cada vez más pobre con un salario muy mínimo.


No hay comentarios.: