martes, 25 de julio de 2017

Comisaría de Guadalajara suma 500 demandas de sus propios policías

Guadalajara.- La agrupación Firma Jurídica de la Fuerza Policial denunció que al menos 200 policías de Guadalajara son enviados a patrullar pese a tener limitaciones físicas, como sucedió con los dos oficiales que el viernes pasado fueron asesinados a quemarropa durante el asalto a una clínica en la colonia Independencia.
El presidente de la agrupación, Carlos Antonio Núñez Cortés, encabezó una manifestación este lunes para pedir la renuncia del comisario Salvador Caro, explicó que hay policías que patrullan con secuelas por lesiones que han tenido por arma de fuego, choques, fracturas por riñas o enfermedades como hipertensión y diabetes.
Aunque se había anunciado que decenas de policías realizarían una marcha de la Minerva al palacio municipal, no hubo elementos activos presentes debido, según Núñez Cortés, a que tienen miedo a represalias por el ambiente laboral que prevalece en la institución policial.
“De todas formas entregamos un pliego petitorio dirigido al alcalde (Enrique Alfaro) para solicitar la destitución de Salvador Caro, en primer lugar por los hechos del viernes pasado donde perdieron la vida dos compañeros que no debían haber patrullado por sus limitantes físicas y médicas”, dijo Núñez, quien fue policía de Guadalajara.
Señaló que también se busca que exista justicia laboral pues la Comisaría tiene al menos 500 demandas de sus propios policías y que son llevadas legalmente por la asociación que preside.
“Queremos que se dé agilidad a todos los procesos y laudos, nosotros tenemos ya unas 250 demandas ganadas sobre todo por abusos y procedimientos mal instaurados. El comisario Caro ha tenido una constante que es la de presionar y abusar de sus elementos”, agregó.
En mayo pasado, Firma Jurídica, también promovió un amparo contra el nuevo Reglamento Interno y de Carrera de la Policía Municipal entre otras “ilegalidades” por permitir y dar facultades de investigación sin el mando del Ministerio Público a la “unidad de inteligencia” encabezada por Filiberto Ortiz Amador, El Pinto, el policía que tiene más recomendaciones en su contra en Jalisco por violaciones a los derechos humanos.
La Comisaría emitió un comunicado, en el cual señaló que la manifestación “no estuvo integrada por oficiales tapatíos en activo” y fue promovida por dos ex policías, “uno de ellos destituido y el otro dimitió a su cargo”.
Sin identificiarlos por su nombre, dijo que el que renunció lo hizo en marzo del año pasado y en su expediente constan 13 arrestos por diferentes motivos, mientras el otro fue dado de baja en noviembre de 2016 “por desacatar una orden de un superior”.
“Ambos reciben apoyo de una persona externa que tiene una denuncia penal por agresión en contra de una funcionaria de esta institución, además de que se tienen antecedentes de amenazar a más servidores públicos”, agregó la Comisaría.

La Jornada

No hay comentarios.: