miércoles, 26 de julio de 2017

Explota bomba molotov en sede del Episcopado Mexicano

Ciudad de México.- A la 1:45 de la madrugada de ayer un hombre encapuchado rondaba las instalaciones de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), a unos cuantos metros de la Basílica de Guadalupe, y colocó en la puerta principal una bolsa para luego prender un cigarrillo y arrojarlo. Cinco minutos después, a la 1:50, el contenido de la bolsa estalló provocando sólo daños materiales.
Sin embargo, fue hasta el amanecer cuando el secretario general de la CEM, Alfonso Miranda, notificó a sus superiores religiosos el hecho y posteriormente lo dio a conocer a las autoridades. Pasaron cerca de 15 horas tras la explosión para que acordonaran el lugar peritos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.
Por la tarde, monseñor Alfonso Miranda, secretario general de organismo, anunció en conferencia de prensa que se reforzará la seguridad del edificio, aunque descartó que se trate de una agresión directa contra la Iglesia católica.
Luego de hacer un llamado para la reconstrucción del tejido social, Miranda Guardiola señaló que tanto autoridades federales como de la Ciudad de México ya investigan los hechos y destacó que hasta el momento nadie se ha adjudicado el ataque.
“Es hasta esta mañana cuando ya vimos los videos donde se ve claramente las imágenes de una persona que pone una bolsa, enciende un cigarro y lo pone en la bolsa y pues hacen una muy grande explosión. No vamos a hacer de este edificio un búnker para nadie, éste es un edificio de servicio al pueblo de Dios y así seguirá siendo, no nos expondremos más de lo que es necesario”, expuso el obispo después de referirse a que de 2012 a la fecha ha habido 18 sacerdotes asesinados y dos secuestrados en el país.
Monseñor Alfonso Miranda narró que minutos antes de las dos de la madrugada “se escuchó un estruendo enorme en la puerta principal” de la Conferencia Episcopal pero fue hasta el amanecer cuando se informó al nuncio apostólico Franco Coppola y al presidente del Episcopado, Francisco Robles Ortega. Posteriormente se hizo la denuncia ante las autoridades.
Se detalló que ninguna persona en el exterior o interior del recinto cercano a la Basílica de Guadalupe resultó dañada por la explosión y ya se están realizando las indagatorias correspondientes.
En tanto, la Procuraduría General de Justicia capitalina informó que la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Gustavo A. Madero dio inicio a una carpeta de investigación con motivo de los daños materiales ocasionados a las instalaciones de la sede del Episcopado Mexicano.
De acuerdo con los primeros reportes, los hechos ocurrieron en la madrugada del martes, alrededor de las 2:00 horas, cuando los ocupantes  del inmueble escucharon un estallido y al revisar las instalaciones se dieron cuenta de que habían vidrios rotos de la puerta principal de acceso y ésta presentaba daños.
Peritos en materia de criminalística, fotografía, incendios y explosivos se encuentran en el sitio para recolectar y procesar la evidencia, mientras que elementos de la Policía de Investigación realizan el análisis de las cámaras de seguridad del inmueble, así como de las de videovigilancia de la Ciudad de México.
Una vez concluida la práctica de las primeras diligencias se dará la intervención a la Procuraduría General de la República (PGR), señaló la dependencia.

No hay comentarios.: