viernes, 21 de julio de 2017

Janeiro y Bermúdez traicionan a Duarte al sentirse traicionados

Veracruz.- Quien lo dijera: en Enero del 2014, tras el escándalo que engendró la desaparición del cantante de La Voz México, Gibrán David Martiz Díaz, quien posteriormente fue encontrado sin vida en el interior de un vehículo junto con uno de sus amigos, la demanda social fue el cese del, entonces, Secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, ante lo cual el ex Gobernador Javier Duarte salió en defensa dejando en claro que, “si renuncia Bermúdez tendría que irme yo también”. Años después, en medio del escándalo de corrupción que envuelve a los principales ex colaboradores del ex mandatario preso en el reclusorio Norte de la ciudad de México, Bermúdez, el consentido de Duarte ha sido el principal denunciante de su ex jefe en aras de tratar de aminorar las penas en su contra. Y es que de acuerdo a la investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Arturo Bermúdez decidió delatar a su viejo amigo y protector de quien se dijo engañado y usado.
 Otros que han empinado a Duarte son Alfonso Ortega López, quien constituyó decenas de empresas fachada, hizo millonarias inversiones en bienes inmuebles, adquirido joyas de alta gama y objetos de lujo, todo por órdenes del ex gobernador Duarte y sin saber que lo hacía con dinero proveniente de la Hacienda Pública de Veracruz, según su propio dicho. Ortega López tendrá que comparecer ahora ante un Juez de Distrito, a petición del propio Duarte, y deberá sostener sus acusaciones, que le valieron una especie de indulto de la PGR, gracias a un acuerdo de colaboración en el que él daría información y la PGR le garantizaría su seguridad. Su testimonio, junto con el de los también excolaboradores de Duarte, José Juan Janeiro Rodríguez y Arturo Bermúdez Zurita, son la prueba “reina” que la PGR tiene para “aplicar todo el peso de la Ley” al exmandatario Veracruzano por delincuencia organizada y lavado de 438 millones de pesos. Según lo inscrito en la causa penal 97/2017, Ortega López reveló que entre los principales operadores de Duarte están Moisés Mansur, José Juan Janeiro, Rafael Rosas y Mario Rosales. 
Entre las compras de propiedades destaca una que se concretó a través de la empresa Rohor: dos inmuebles contiguos en la calle Sierra Fría, número 715, en Lomas de Chapultepec, Ciudad de México, con valor de 47 millones de pesos.

No hay comentarios.: