viernes, 15 de diciembre de 2017

¡Corrupción! en iglesia adventista

Poza Rica, Ver.- Por presuntos actos de corrupción, el presidente de la sección norte en Veracruz de Iglesias Adventistas del Séptimo Día (IASD), Aron Omaña Pliego, podría ser investigado tras acusaciones presentadas por miembros de la asociación, trascendió a través de un oficio dado a conocer por integrantes del desteto Manuel Ávila Camacho.
De acuerdo al documento, el pastor y dirigente de la zona no está respetando las normas y principios éticos y morales que profesa, generando actos de nepotismo al interior de la organización.
Se le acusa de tener como empleados a cinco miembros de su familia, que obtienen beneficios “especiales”, además de que aprovechando su posición, ha logrado ostentar una vida de lujos.
Los integrantes de dicho distrito señalan que las iglesias que conforman esta zona cumplen con la entrega del 100 por ciento de sus ingresos, mismos que son reportados a las oficinas con las que cuentan, en la calle Perú de la colonia 27 de septiembre.
Destacan que no reciben ningún tipo de ayuda a cambio de la entrega de los recursos, además de que no hay ningún informe sobre los ingresos que reportan las más de 400 iglesias que conforman esta zona.
Indican que además, otros grupos, como la Filantrópica Hidalgo Veracruzana A.C. y otras organizaciones, también están bajo el control del pastor y tampoco se recibe un informe sobre los recursos que recolectan.
Ante dicha situación exigen un reporte financiero de la asociación, transparencia, rectitud y respeto a los derechos de las personas, quienes incluso mencionan que hay actos de coerción o presión para que entreguen dinero para la dirigencia en la región.
Mencionan que ante los reclamos, un grupo de los miembros de las iglesias fue destituido, por presuntas órdenes de Omaña Pliego, bajo el argumento de ser disidentes, procedimiento que señalan se realizó con calumnias y difamaciones.
“En su autoritarismo ha dañado y despedido a varios empleados en los últimos años, otros más han sido tratados mal y enjuiciados públicamente, dañando y violentando los estatutos internos”, resaltaron en el documento que presentaron.
Comentan que pastores como Orlando Gonzléz y Marvin Ramírez, han sido bloqueados por el dirigente de la zona para que no ocupen cargos, pese a que cuentan con el respaldo y una trayectoria destacable, por lo que Aron Omaña colocó a otros como Ernesto Montejo y Clemente Soto, pese a la inconformidad de los miembros, en puestos como la secretaría General de Administración.
Entre las presuntas arbitrariedades indican que se realizó el cobro a diferentes eventos como un campamento, además de que violentando el reglamento de iglesias, se realiza la promoción del voto a favor de un partido político.
Quienes acusan señalan temer represalias, por lo que exigen la intervención de autoridades superiores de la organización y hasta de autoridades civiles.

Nst

No hay comentarios.: