miércoles, 28 de marzo de 2018

Primero, Morena desaloja habitantes aledaños al NAICM y después, empresas compran terrenos

Texcoco, Estado de México.- Las áreas colindantes a la mayor obra de infraestructura del país en este siglo, el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), en Texcoco, se convirtieron en los sitios más cotizados por empresarios nacionales e internacionales en los últimos años.
Desde que el Gobierno Federal comenzó con el proyecto, inversionistas de todo el país mostraron su interés en adquirir estos espacios al oriente del Estado de México para desarrollar complejos económicamente rentables a futuro.
Sin embargo, durante el mes octubre del 2014, PS documentó el día en el que habitantes de la Colonia “El Barco” fueron desalojados, bajo la premisa de que cientos de estas viviendas estaban construidas de manera irregular.
El desalojo fue realizado por funcionarios de Texcoco, entre ellos Nazario Gutiérrez Martínez, entonces secretario del ayuntamiento y quien relevó después  Delfina Gómez como alcalde (ambos pertenecen al mismo grupo de Higinio Martínez y Horacio Duarte) y, quienes no proporcionaron información sobre el operativo; aunque los afectados señalaban que estos predios ya estaban destinados para un fin.
El predio El Barco se localizaba en el polígono del nuevo aeropuerto de la ciudad de México, proyecto que contemplaba la ampliación de la autopista Peñón-Texcoco, para dar mayor conectividad a la zona.
En diferentes puntos de los municipios aledaños al NAICM como Texcoco, Atenco, Tezoyuca, Chiautla y Chiconcuac, se han presentado los despojos territoriales para que las empresas que los compran puedan realizar bodegas, comercios y negocios de todos niveles.
Al día de hoy, habitantes de la región señalan que los anuncios para la venta de terrenos proliferan, en los cuales se ofrecen facilidades de pago, aunque los precios en realidad se han elevado conforme avanza la edificación de la nueva terminal área.
Para el experto en temas fiscales y exprocurador fiscal de la Federación, Gabriel Reyes Orona, el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) se debe analizar de origen.
Durante una entrevista para AristeguiEnvivo, Reyes Orona sentenció que se debe  revisar si en “las empresas que están haciendo compras en el área colindante del NAICM, están vinculadas con Carlos Ruíz Sacristán y Luis Téllez, ambos ex secretarios de Comunicaciones y Transportes”.
Asimismo calificó al proyecto como un “centro comercial con pistas”, además de asemejarlo con el Fobaproa, en el sentido de que es un “sueño tecnocrático”.
“El Nuevo Aeropuerto es un centro comercial con pistas que tiene muchas similitudes con el #Fobaproa, porque es un sueño tecnocrático que terminará como pesadilla financiera”, dijo Gabriel Reyes Orona.
Y agregó que esta obra es notoriamente costosa. México es un país empeñado, lo debemos, sabemos que en este sexenio ha crecido la deuda pública de manera desordenada. Esto va a generar un problema para futuras generaciones porque su mantenimiento va a ser incosteable”.
Asimismo, el exfiscal de la Federación resaltó que hay tres aspectos que analizar en el NAICM, como lo son el financiero, el de costo y el de transparencia e impunidad, pues, dijo, esta obra no cumple con aumentar los ingresos públicos.

PSupremo

No hay comentarios.: