viernes, 25 de enero de 2013

Con sobrepeso, 32% de niños mexicanos, alertan

Informa el Instituto Nacional de Salud Pública que derivado del sobrepeso y la obesidad, 6.4 millones de mexicanos tienen diabetes y cada paciente al año representan un gasto de 700 dólares al sistema de salud
México, D.F.- La desnutrición aguda va a la baja, pero el sobrepeso y la obesidad afectan a 32% de niños, entre cinco y 11 años, así como a 35.9% de mujeres adolescentes y a 70% de mujeres entre 20 y 49 años de edad, informó el director del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), Mauricio Hernández Ávila, quien urgió a una cruzada nacional contra esos fenómenos.
Al presentar los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2012 en la Universidad Iberoamericana, Hernández Avila destacó que derivado del sobrepeso y la obesidad, 6.4 millones de mexicanos tienen diabetes y que cada paciente al año representan un gasto de 700 dólares al sistema de salud.
En el acto efectuado en Auditorio Ernesto Meneses de la Ibero, Hernándes informó de la Ensanut 2012, aplicada a mil 500 hogares por estado de la República de manera directa con una tasa de respuesta de 87%.
Insistió en que la obesidad es una epidemia, así como un factor de riesgo para la diabetes que se ha incrementado entre los mexicanos.
Aunque los que la padecen reciben tratamiento farmacológico, sólo 28.8% está siendo monitoreado y 6.8% de los diabéticos tiene idea de que deben llevar una dieta especial y actividad física.
En relación con la hipertensión, que afecta a 22.4 millones de personas, es decir a 31.5% de la población, sólo 45% tiene la enfermedad bajo control.
Hernández Ávila dijo que es urgente una cruzada nacional de educación para prevenir el sobrepeso y obesidad, que los programas sociales como Liconsa y Diconsa ofrezcan productos bajos en grasas y carbohidratos y que en general mejore la oferta de alimentos: menos refrescos y más agua.
Alertó que en México el reto en cobertura de servicios de salud está en llegar a población de entre 15 y 29 años, porque los jóvenes son "triplemente ninis: ni estudian ni trabajan ni tienen seguridad social".
Señaló que por la falta de accesibilidad en los servicios públicos de salud, la encuesta arrojó que 30% de los afiliados al IMSS, al ISSSTE o al Seguro Popular, prefieren recurrir a servicios privados para su atención. De estos, 40% de las consultas se realizan en farmacias, lo que significa un gasto extra para los pacientes.
El funcionario reiteró que los servicios de consulta médica en farmacias no están regulados, ni vigilados, o no se conoce la calidad. Es un problema ético, subrayó, pues los médicos sobreprescriben medicamento, generando ganancias para los empresarios y dañando la economía de los pacientes.
El universal

No hay comentarios.: