viernes, 26 de julio de 2013

Reality mexiquense

CONTRALORÍAS SOCIALES DE ADORNO
 
Las contralorías sociales enfrentan serias limitaciones que atentan contra su efectividad, como es no tener acceso a información clave de los recursos que manejan los gobiernos, tanto propios como federales, es decir para el gobierno sólo están de adorno a manera de cumplir la normatividad y taparle el “ojo al macho” en materia de transparencia.
En el Estado de México están constituidos seis mil 722 Comités de Participación Ciudadana, integrados por más de 20 mil ciudadanos, que vigilan que los dos mil 509 millones 322 mil pesos, enfocados a programas sociales y obras públicas, aterricen en estos rubros pero no tienen acceso libre a la información para verificar su efectividad.
Otra de las limitantes a las que se enfrentan estas contralorías es la poca capacidad de investigar y sancionar presuntas irregularidades, reglamentos no actualizados, bajos recursos presupuestales, así como en capacidades técnicas.
La participación ciudadana debe ser elemento esencial de un buen gobierno y entre los principales mecanismos que existen para ello se encuentra la Contraloría Social, que tiene como principal acción vigilar y evaluar la gestión gubernamental.
Pero no todo es culpa del gobierno, también hay representantes de la sociedad que se prestan a la corrupción. Por eso para los Ayuntamientos, como ejemplo, es muy importante tener el control de los Consejos de Participación Comunitaria para que avalen y no repelen lo que a los alcaldes les conviene. luisayalaramos@yahoo.com.mx

No hay comentarios.: