miércoles, 10 de julio de 2013

@suntos del Poder

Por Manuel CARVALLO

Pese a haber perdido la votación que lo llevaría a la alcaldía de Veracruz, Julio Saldaña Morán, gano y gano mucho más de lo que él esperaba y es que demostró que el sólo pudo derrotar y hacer pedazos a un partido como el PAN, mismo que terminó pulverizado al termino de esta jornada electoral.
Lo que Julio hizo fue enaltecer al PRD, que jamás en su historia había tenido una votación tan alta en el Puerto de Veracruz a tal grado que fue en el puerto en donde màs votos obtuvo el partido del Sol Azteca…Pero además hizo que los integrantes del clan Sosa, amos y señores del PRD en el puerto de Veracruz, obtuvieran buenos dividendos, a tal grado que ahora podrán cambiar sus lanchas de pesca por lujosos yetes, para navegar al más puro estilo de los Yunes, sólo les faltarían algunas menores de edad.
Hablando de los Yunes, finalmente el candidato panista a la alcaldía de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, se quedó con ese municipio para los próximos cuatro años…eso significa que el próximo congreso tendrá un duro trabajo, en vigilarle las manos a ChiquiYunes, para evitar que utilice los recursos de la gente de este municipio en apoyar a su padre, Miguel Ángel Yunes Linares, en la que seguramente será su segunda postulación consecutiva a la candidatura para gobernador dentro de cuatro años, al más puro estilo del Peje.
Aunque ganó la elección, Yunes Márquez, aún le debe una explicación al pueblo boqueño, respecto de la procedencia de su gran fortuna, esto para que su imagen y reputación como alcalde pueda medio enjuagarse y quitarle esas manchas que la hacen ver como una perrita dálmata…Es decir, esto aún no termina y parece que puede acabar muy mal, porque todavía no han pasado el examen de confianza en la PGR, por los delitos que desde hace dos meses se les viene imputando.

No hay comentarios.: