sábado, 28 de septiembre de 2013

ALCALDE DE CHICOLOAPAN ORDENA GOLPEAR A FAMILIAS QUE PROTESTABAN EN EL ODAS

Chicoloapan, Méx.- Nuevamente Andrés Aguirre Romero, alcalde de este municipio, descargó su furia contra dos grupos de ciudadanos que ejercían sus derechos de libre manifestación y de libre expresión de las ideas, cuando éstos exhibían grandes mantas en las que lo único que se leía era: “Señor Eruviel: basta de agresiones e incumplimiento”.
Cecilia Lozano Aguilar, representante de los afectados, relató que ejercían su derecho de petición exhibiendo dos enormes mantas, que colgaron de dos puentes, ubicados a la altura de los kilómetros 26 y 27 de la carretera federal México-Texcoco, cuando irrumpió un numeroso grupo de individuos, que, con lujo de violencia e incluso a punta de pistola, los golpeó y despojó de su medio de expresión.
Los vecinos identificaron perfectamente a sus agresores, entre los que había empleados del Organismo Descentralizado de Agua y Saneamiento (ODAS) municipal, cuyo atrevimiento llegó al hecho de que se trasladaban en dos camionetas del ODAS y en una particular, y mototaxistas conocidos como “los alacranes”, por lo que los manifestantes concluyeron que no hay duda de que fueron enviados por el propio presidente municipal, Andrés Aguirre, quien ya en otras ocasiones ha utilizado el mismo mecanismo para acallar la inconformidad ciudadana, sin importar que sea él a quien le exijan cumplimiento a compromisos de campaña o, como en el presente caso, al señor Gobernador, dijo la representante vecinal.
UNA AGRESIÓN MÁS
Pero el alcalde fue más lejos aún, pues en ese mismo momento, se encontraba un contingente ciudadano que había acudido a una cita que el propio director del ODAS de Chicoloapan les había dado a fin de tratar un asunto propio del servicio que presta la dependencia.
Sin importar que se trataba de una modesta solicitud (reconexión de la toma de agua en un mercado) y que entre los peticionarios hubiera principalmente mujeres y niños, llegó otro grupo, de unos ochenta agresores, que arremetieron contra la gente a base de amenazas; “lo más indignante es que en ese momento se encontraba al interior de la dependencia el alcalde, Andrés Aguirre, y no fue para parar la agresión, antes al contrario simplemente abandonó las oficinas del ODAS y se desapareció”, narró la dirigente social.
Con esa acción, consideran los agredidos, el presidente municipal no hace más que delatarse, pues, argumentaron, “qué casualidad de que él se encontraba en el ODAS en el mismo instante en que los empleados de esta dependencia agredían a los manifestantes y destruían su propaganda, ¿no es mucha casualidad?”.
Finalmente, adelantaron que la política de Andrés Aguirre Romero, a quien calificaron de aprendiz de Hitler, no los hará renunciar al ejercicio de sus derechos ciudadanos, por lo que seguirán insistiendo en su exigencia de que “cumplan sus compromisos de campaña tanto él como el señor Eruviel Ávila Villegas”.

No hay comentarios.: