jueves, 26 de septiembre de 2013

Transporte contaminante y peligroso en Toluca

Toluca, México.- El 20% de los asaltos del Estado de México suceden en unidades de transporte público, secuestros y violaciones evidencian la vulnerabilidad y crisis del  sistema de transporte público actual.
En el marco del Segundo Foro “Movilidad y gobernanza, en busca de ciudades más justas” que se lleva a cabo en la Universidad Autónoma del Estado de México UAEM, el Arq. Gabriel Medina Peralta advirtió que Toluca no puede seguir con el transporte colectivo actual, que mantiene en rezago a la ciudad con respecto a otras ciudades del país y del mundo, en cuestiones de urbanismo, contaminación, competitividad y calidad de vida de sus habitantes.
Al participar como ponente, el también fundador del colectivo Metrobús Toluca Ya, señaló que en dicho Foro, donde además participa el ex jefe de gobierno capitalino Marcelo Ebrard, tiene como finalidad plantear soluciones aplicables por un gobierno responsable, para lograr una mejora de la calidad de vida de los habitantes del área metropolitana de la ciudad de Toluca.
Expuso que sería irresponsable mantener el mismo esquema de transporte en esta ciudad, tan sólo como ejemplo dijo, datos oficiales del ayuntamiento revelaron que en el  2011, Toluca contaba con 4 mil 600 unidades de transporte colectivo concesionadas con menos del 20% de ocupación, cuando la ocupación ideal es del 70%.
Algo más preocupante aún, es que el 20% de los asaltos que se registran en el Estado de México suceden en unidades de transporte público. Historias alarmantes como el secuestro de un autobús en 2012, donde además de robar, se abusó sexualmente de 6 mujeres, evidencia la vulnerabilidad que manifiesta la crisis de nuestro sistema de transporte público actual, agregó.
Una posible alternativa es un reordenamiento de rutas, horarios y número de unidades racional, además de la creación de un centro de monitoreo de transporte público de gobierno que, ayudado de los avances tecnológicos y la infraestructura de cámaras que ya está instalado en la ciudad, reducirían indiscutiblemente los números rojos relacionados a la inseguridad en el transporte público.
Un transporte público eficiente, reduciría las emisiones contaminantes, las reducciones de CO2 (dióxido de carbono), como ejemplo, en la línea uno del metrobús de la ciudad de México, se registraron 40 mil toneladas menos de gases de efecto invernadero al año, finalizó.

No hay comentarios.: