sábado, 26 de octubre de 2013

Chiquitos pero maleantes; seis casos de jóvenes en el 'narco'

Ciudad de México.-  El Ponchis, El Almoloyita, El Winnie, La Chabela, La Güera, La Perla, son sólo algunos de los apodos de jóvenes que decidieron cambiar los juegos por las armas.
Entre 2006 y 2012, fueron detenidos 2 mil 714 menores de edad relacionados con actividades del crimen organizado; de ellos, 372 eran mujeres, informó la Secretaría de la Defensa Nacional.
Apenas se dio a conocer la detención en Monterrey de Juan Pablo Vázquez Garza, El Almoloyita, de 20 años, quien confesó su participación en 45 homicidios, aunque las autoridades lo vinculan con 34 más.
Destaca el número de asesinatos en los que ha participado a su corta edad. Sin embargo, en años recientes se han registrado casos de menores que como El Almoloyita se dedican a matar.
Morelos, 2010
Uno de los casos más sonados es el de Édgar Jiménez Lugo, El Ponchis, también conocido como Niño Sicario quien al ser detenido tenía 14 años, pero confesó haber realizado su primer asesinato a los 11.
Fue detenido en Morelos, el 2 diciembre de 2010 por el Ejército cuando se disponía a huir a Tijuana, para luego introducirse a su país natal. Iba acompañado de sus dos hermanas y portaba una pistola de grueso calibre y droga.
Por cuatro homicidios, dos secuestros y otros delitos, Édgar Jiménez Lugo fue recluido en el Centro de Medidas Privativas de la Libertad para Adolescentes.
El Ponchis cumple su condena en diciembre y será puesto en libertad y entregado a sus familiares, como lo estipula la ley, si no es reclamado por las autoridades estadunidenses.
Veracruz, 2011
José Alberto Vargas Reyes, alias El Winnie, ingresó a las filas del narcotráfico.
Comenzó su carrera delictiva como espía de las actividades de la policía en Pachuca, Hidalgo. Luego fue vendedor de droga y escaló hasta el puesto de sicario, para lo que fue enviado al estado de Veracruz, para recibir adiestramiento en el manejo de armas largas y cortas.
A sus 17 años fue detenido por la policía estatal, cuando estaba por ascender a jefe de sicarios.
Jalisco, 2011
En 2011, tres integrantes de los zetas fueron detenidos en Lagos de Moreno, Jalisco.
Entre ellos se encontraba una niña de trece años, apodada La Perla, quien confesó trabajar como ‘halcón’. Fue reclutada según ella por necesidad, con la promesa de recibir ocho mil pesos por su labor.
Nuevo León, 2012
En el 2012, agentes ministeriales abatieron a cuatro delincuentes, dos de ellos menores de edad, de la banda que secuestró y asesinó a Tomás Betancourt Gaytán, regidor de Juárez, en Nuevo León.
Capturaron a cinco presuntos cómplices más, entre ellos Iván Ortega Ramírez, La Chabela, de 18 años, quien confesó ser el jefe de plaza de Los Zetas.
Ortega Ramírez dijo que desde los 16 años trabaja como 'halcón' de ese cártel y apenas hacía unos meses había sido nombrado jefe de plaza.
Con él se encontraba Dulce Andrea Quiroz Alcocer, La Güera, de 18 años, y otro menor de edad, quienes también fueron detenidos
 
Milenio

No hay comentarios.: