sábado, 25 de enero de 2014

Dios los cría y ellos se juntan

Veracruz, Ver.-Toda una serie de complicidades, trampas y engaños afloran al conocerse antecedentes sobre el río La Antigua, que ahora se pretende sea asentamiento de una obra que ya ha causado el rechazo de habitantes de los municipios donde se plantea hacer, grupo ambientalistas y estudiosos, pero que el “gobierno próspero” pretende hacer a un lado con la ayuda de un ahora exfuncionario, José Luis Luege Tamargo, quien fuera director de la Comisión Nacional de Agua en el sexenio pasado, el que encabezó Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, seguramente a cambio de una jugosa “gratificación”, similares a las que presuntamente ya han recibido funcionarios “prósperos” de muy alto nivel. Así las cosas, documentos oficiales publicados en el Diario Oficial de la Federación dan fe de que el 4 de diciembre de 1935 se publicó en ese tabloide el "Acuerdo que declara en veda la cuenca tributaria del río La Antigua, en el Estado de Veracruz", expedido por el entonces Secretario de Agricultura y Fomento, Saturnino Cedillo, y 20 años después, mediante acuerdo de fecha 22 de octubre de 1955, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el "Acuerdo que declara también veda por tiempo indefinido para el otorgamiento de concesiones para el aprovechamiento de las aguas de los ríos Pixquiac, Xuchiapan y Huehueyapan, en Coatepec, Ver.", expedido por el entonces Secretario de Recursos Hidráulicos, Eduardo Chávez, veda a ambas cuencas hidrológicas que siguen vigentes, y que limitan y prohíben el otorgamiento de autorizaciones que impliquen cualquier aprovechamiento o construcción en dichos afluentes. José Luis Luege Tamargo, siendo titular de la Conagua, encargó la realización de lo que denominó “estudios técnicos” que se publicaron en el Diario Oficial de la Federación de fecha 3 de enero de 2012, mediante “acuerdo por el que se dan a conocer los estudios técnicos de aguas nacionales superficiales de la cuenca hidrológica Río de La Antigua de la región hidrológica denominada Papaloapan “A”, pero este acuerdo de ninguna manera deroga o anula la veda a ambas cuencas, y solo es un estudio que en realidad nada tiene de técnico. El documento señala, en su punto número 9.2, una serie de “recomendaciones”, donde se “sugiere” al entonces Presidente de la República, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, que “reforme” ambas vedas, la cuales son estrictas y rigurosas, ya que no permite que ninguna autoridad o particular extraiga o use agua, y tampoco se realicen obras en esos ríos. Calderón Hinojosa no lo hizo, pero no obstante, vivales entre particulares y autoridades federales y estatales han violentado esa veda, como el rector de la Universidad Veracruzana y exsecretario de Educación de Veracruz, Víctor Adolfo Arredondo Álvarez, quien “apoyado” por funcionarios del “gobierno próspero” cometió atentados como desviar una parte del río Pixquiac para beneficio propio en la creación de un fraccionamiento y la residencia que se construyó en Briones, municipio de Coatepec. También funcionarios federales del pasado reciente, como Agustín Basilio de la Vega, quien siendo director del Centro Veracruz de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, obtuvo autorización de la delegación estatal de la Conagua para realizar obras del llamado Libramiento de Coatepec, como un puente sobre el río Pixquiac, mismo que ya le ha tocado ejecutar al nuevo director de ese centro, William David Knight Bonifacio. Esta autorización, partiendo de todos los antecedentes descritos, es ilegal por las afectaciones que ha hecho en esa cuenca hidrológica. Este puente, que se encuentra prácticamente en el entronque que desemboca en la comunidad “El Grande”, forma parte también de las irregularidades que se han cometido en la construcción de ese libramiento que, como ya hemos dejado constancia aquí, ha sido hecho en parte invadiendo terrenos de un particular que ha demandado la suspensión de la obra hasta que no se determine quién es el responsable de ese atentado. A la serie de violaciones a los acuerdos vigentes desde hace más de medio siglo, la empresa brasileña Odebrecht ha realizado trabajos de exploración, excavación de material y perforaciones en la cuenca del río la Antigua, presuntamente con la anuencia de autoridades estatales, y quizá partiendo del tramposo acuerdo realizado por José Luis Luege Tamargo para supuestamente “informar” al entonces Presidente Calderón Hinojosa, se ha pretendido hacerlo pasar como un decreto, lo que no está asentado en el Diario Oficial de la Federación, ya que el exdirector de la Conagua, indudablemente actuando para favorecer a intereses extranjeros como la transnacional Odebrecht, le agregó el vocablo “transitorios” y que entraría en vigor al día siguiente de su publicación, lo que además no se hizo. Luege Tamargo y el “gobierno próspero” han actuado en contubernio para favorecer a la transnacional, pues en el acuerdo de publicación de esos estudios, a petición de las autoridades veracruzanas, dice que con ello se favorecería a 330 acuicultores, pero además indica que también podrían asentarse hidroeléctricas. Los conocedores de todo el asunto, ya han dado su dictamen: se han pisoteado decretos oficiales, se ha engañado, y lo que es peor, a cambio de esto, alguien se ha embolsado una jugosa recompensa.

Gobernantes.com

No hay comentarios.: